mormon.org Global
Martín: Argentina, converso, joven, misionero, familia, feliz, Mormón.

Hola soy Martín

Acerca de mí

Holaas... Estoy a punto de servir en una misión. Me gusta la música. Amo a mi familia, ellos siempre me ayudan a ser feliz. Terminé mis estudios en un colegio Evangélico Cristiano. Y soy feliz por la vida.

Por qué soy mormón(a)

Cuando tenía 14 años pedí en oración a Dios que me muestre el camino que me aleje de la contaminación mental y moral. inmediatamente llegaron a mi casa los misioneros de la iglesia, luego de las charlas me bautice con mis padres y desde ese día asistí a la iglesia para aprender mas y mas. Nunca me he alejado ni me creí mejor que otra persona. Solo quería ser bueno, con mi familia, amigos y la sociedad. Pero lo mas importante ser bueno a los ojos de mi Padre Celestial.

Historias personales

¿Por qué motivos comparte el Evangelio con sus amigos y cómo lo hace?

En mi vida hay esperanza, paz, felicidad, amor por todos y todo gracias a poder aprender cada día mas sobre el evangelio de Jesucristo. Ahora ¿quien no quiere que todos sus amigos tengan las mismas bendiciones en sus vidas? Yo amo a mis amigos, a mi familia e incluso a personas que no conozco en la calle, muchos de ellos no saben que Dios tiene algo especial preparado para ellos. Y yo tengo el deseo que ellos sepan, que tienen un Padre Celestial que los cuida, los ama y los está esperando. Una de las formas para compartir estos sentimientos con ellos es invitándolos a la iglesia conmigo, compartiendo mensajes alentadores por redes sociales, inclusive me preparo para salir a una misión para predicar el evangelio. La intención de esto es que conozcan lo bella que es la iglesia en sus enseñanzas y doctrinas, que sepan que ante cualquier problema o duda siempre serán bienvenidos y que sobre todos sus problemas encuentren la verdadera felicidad duradera que es Jesucristo. Y testifico que sus vidas cambiaran para siempre.

La manera en que vivo mi fe

Soy de esos miembros de la iglesia que se desespera por participar de las reuniones los domingos. Durante la semana me preparo y no dejo que nada me distraiga de asistir a la iglesia. Pongo como ejemplo la vida y enseñanza de Jesucristo para poder tomar buenas decisiones en mi vida personal y vivir en felicidad con mi familia.Estudio las escrituras todo los días, salgo con los misioneros y visito el Santo Templo.