mormon.org Global
Luisa Isabel: Madre, Periodista, profesional, comunicación, Mormón.

Hola soy Luisa Isabel

Acerca de mí

Como dije, soy periodista. Es un trabajo que me apasiona. También me gusta la tecnología y las redes. Soy casada y sellada en el templo y mi esposo y yo tenemos 4 hijos, (19, 13, 8 y 7 años). Son muchos los desafíos que mi esposo y yo enfrentamos diariamente, especialmente en lo relacionado para proveer a una familia numerosa, pero entre todos trabajamos, nos esforzamos y animamos mutuamente para ser mejores personas y lograr nuestras metas.

Por qué soy mormón(a)

Porque es la vía más hermosa para estar más cerca de nuestro Salvador. Porque es una iglesia con programas hermosos dirigidos a todos sus hijos. Y porque, por medio a la ordenanza del matrimonio eterno, no hay duda en mi corazón en que seremos una familia eterna.

Historias personales

¿De qué manera el Libro de Mormón le ha acercado más a Dios?

El Libro de Mormón contiene principios básicos para una vida justa y recta. Nos enseña a ser mejores personas, nos guía e instruye respecto a cómo centrar nuestra vida en el ejemplo perfecto del Salvador. En la medida en la que buscamos apegarnos más a este modelo, nos acercamos a nuestro Padre Eterno.

La manera en que vivo mi fe

Vivo mi fe en todos los ámbitos de vida, en mi familia en mi trabajo y en la Iglesia. En mi familia intento aplicar las enseñanzas de los profetas respecto a una vida austera, honrada y centrada en el Salvador. Estamos conscientes del rol eterno de ser padres y madres en Sión, enseñamos a nuestros hijos principios correctos y eternos. En mi trabajo me esfuerzo por ser reconocida por mi honestidad y transparencia. Por hacer la diferencia y quienes me rodean puedan ver en mí, a pesar de mis errores, la influencia de Dios en mi proceder. Actualmente, sirvo como consultora de historia familiar y directora auxiliar de Asuntos Públicos en la iglesia. Me encanta la Historia Familiar, hay muchas cosas que nos acercan a Dios, pero la Historia Familiar nos hace vivir de de acuerdo a nuestra herencia celestial, nos refina, aleja el orgullo y el egoísmo y amplía nuestra visión del plan del Padre para nosotros. Me gusta mucho Asuntos Públicos porque se parece a mi trabajo, oficio que me apasiona. He servido como en diversos llamamientos en la Primaria (incluyendo presidenta de la organización en mi barrio y en la estaca), en la Sociedad de Socorro y directora de música. Solo puedo decir que, a quien el Señor llama, Él capacita y nos hace útiles, aptos y capaces si confiamos en él.