mormon.org Global
Arturo Samuel DelgadoF: Montessori, Ciencia, Maestro, Soltero, Universidad, Mormón.

Hola soy Arturo Samuel DelgadoF

Acerca de mí

Actualmente soy guía en una escuela montessori, yo asistí a una escuela montessori desde pequeño y quienes me conocen fuera del círculo social de la Iglesia consideran que esto me ha ayudado a ser como soy. Y aunque es parte importante, no lo es del todo. Los ingredientes más importantes en mi vida han sido, sin duda, un padre y una madre que me enseñaron a vivir el evangelio restaurado de Jesucristo. Me gusta mucho la ciencia, especialmente la geometría y todo lo relacionado. Me gusta correr, aunque prefiero la velocidad en tramos cortos más que las grandes distancias. Disfruto mucho de dibujar, sobre todo retratos a lápiz, aunque hace poco descubrí la magia de usar colores. Me gusta mucho enterarme de la tecnología, hacer opinión sobre investigaciones científicas pues considero más útiles unas que otras. Estudiando la universidad (en la UNAM) tuve oportunidad de trabajar en laboratorios y en proyectos. Soy de la idea de que la ciencia y la teología están íntimamente relacionados, dependiendo de el enfoque. Así como disfruto de aprender las leyes del universo, disfruto de aprender las leyes de Dios quien yo sé que lo organizó. Me considero un vivo ejemplo de los grandes milagros que Dios sigue haciendo en la vida de sus hijos, con una complicación que tuve al nacer he entendido que El escucha nuestras oraciones y que con el sacerdocio (su poder dado a los hombres) nos bendice para que podamos vivir y tener gozo. Y le doy gracias por ello.

Por qué soy mormón(a)

Bueno he dicho mucho sobre mi y sobre mi experiencia en el evangelio, pero de manera concisa diré que soy mormón porque así lo he decidido, no es algo con lo que se nace y así se crece. Mi compromiso con Jesucristo es personal. Decidí (en una etapa de mi vida) seguir como miembro de esta, la Iglesia de Jesucristo, porque llegué a saber por el poder de Dios que esta iglesia es la continuación de la iglesia que Jesucristo organizó mientras vivía, donde se enseñan todos los principios del evangelio para poder tener vida eterna. Porque sé que Jesucristo vive y habla con sus Apóstoles hoy en día, porque creo en la revelación, en las escrituras, incluyendo el Libro de Mormón. Todo esto lo sé y lo sigo creyendo, sintiendo en el alma que es verdad, porque he preguntado a Dios en oración confiando en su respuesta y lo he puesto en práctica. Me esfuerzo por vivirlo y deseo poder hacerlo por el resto de mis días. 8]

La manera en que vivo mi fe

Pues para mi esto implica hacer cosas aún fuera de la iglesia. Se que Jesucristo organizó su iglesia, pero su ejemplo de vida nos enseña que hacía cosas por los otros. Eso trato de hacer, como maestro de niños trato de ayudarles a amar a su prójimo de tener fe, de enseñarles principios eternos, además de las cosas académicas que son necesarias. No quiero que se confunda esto pues no enseño religión, quien conoce un poco del método montessori entenderá que es importante crear un ambiente donde los niños puedan convivir y aprender. Como maestro decidí tomar aquellos principios que trascienden cultura, religión o creencias personales; pero que son una gran bendición para una sociedad que quiere crecer y unirse. Así es como creo que Dios quiere vernos, viviendo sus mandamientos y consejos independientemente del lugar. No basta con ser creyente junto a otros creyentes, es algo tan grande que hay que compartirlo hasta donde nos sea posible. Me gusta hablar de Dios y Jesucristo con personas fuera de la iglesia, escuchar lo que ellos creen y compartir lo que yo creo, servir como misionero me ayudó, sin embargo todavía hay veces que me cuesta trabajo. También disfruto de servir en la iglesia, tuve la bendición de crecer dentro de ella, y he aprendido de muchas personas (de su ejemplo) que en la iglesia practicamos para servir en otros lados, en casa, en la escuela, en el trabajo y aún a amigos. Creo que asistir a la iglesia es una bendición porque se nos enseña (capacita) más allá de temas religiosos. Finalmente puedo decir que a través del evangelio he conocido a grandes amistades, pues la iglesia me ha brindado, en varias etapas, muchas actividades recreativas y de fortaleza espiritual junto a muchos que ahora son amigos. Y no descarto que en esas circunstancias llegue a encontrar a mi futura esposa.