mormon.org Global
Horacio: Mormón.

Hola soy Horacio

Acerca de mí

"Construyamos el reino de Dios y su justicia, y todo lo demás se dará por añadidura". "Mitigar el sufrimiento".- Porque somos conscientes de que la abrumadora mayoría del Dolor en el mundo proviene de nuestro propio egoísmo y negligencia para acompañar, ayudar e integrar efectivamente al que sufre, y de la despreocupación (o de una idiosincrasia ya inviable) para trabajar por nuevas formas de control en tal cuestión. "Aquí y Ahora".- Porque creemos que la enseñanza y mandato secular que hoy nos sigue interpelando, claramente se refiere a luchar por instaurar una forma de vida virtuosa posible para la sociedad civil AQUÍ Y AHORA, sin postergar la responsabilidad actual y del tiempo vital personal en eventuales vidas ultraterrenas, independientemente de iglesias, credos, profesiones de fe y el libre discernimiento personal que cada uno haga frente al Absoluto. (Declaración de principios de la ASFL Heiligenstadt, http://heiligenstadt.wix.com/heiligenstadt, nacida en Málaga y continuada en Granada, de la cual soy socio fundador y director) Reescribiendo Juan 1:1 : "En el principio existía la Música, y la Música estaba con Dios y la Música era Dios."

Por qué soy mormón(a)

Porque creo que Dios se ha manifestado admirablemente a su pueblo, encarnado en la ocasión por inmigrantes del medio oeste norteamericano, escuchó su clamor y tuvo piedad de su fidelidad. Un testimonio de la relación de Dios con su pueblo que, para mí, está muy por encima de cuanto haya recibido, transmitido y escrito José Smith. El mismo Lorenzo Snow corrobora esta "diferencia de grados", bien que sutilmente para no escandalizar a la mayoría: "Se autorizó a José Smith a abrir una senda y trazar un plan a través del cual el hombre pudiera recibir el conocimiento de estas cosas, de modo que no se nos dejara librados a depender del testimonio de los profetas, ni del testimonio de los apóstoles de antaño, ni del testimonio de los apóstoles de la época presente, ni del Libro de Mormón, ni de nada que se haya hecho ni dicho en el pasado, sino que pudiésemos saber por nosotros mismos. Es un conocimiento personal."

La manera en que vivo mi fe

Me acerqué a la iglesia a partir de una búsqueda y estudio personal de la historia de los mormones, y de cómo Dios manifestó su gloria protegiendo a su pueblo y conduciéndolo a una tierra de promisión en mérito a su fidelidad. Poco tuvieron que ver misioneros o misioneras en mi decisión final de bautizarme (octubre de 2011). Más bien hubieron conductas, actitudes y dogmas que me generaron dudas, y contribuyeron a retrasar esa decisión de mi parte. Inmediatamente después de bautizado (15 días), en la Argentina, migré a España, a la estaca y barrio de Granada. No obstante después de un año, y siendo inobjetable mi asistencia y cumplimiento de obligaciones formales para con la iglesia dentro de mis posibilidades, recién al fin de ese período y sin una justificación clara y creíble, se me llama al sacerdocio aarónico, siendo usual que el mismo sea otorgado inmediatamente al bautismo. Luego, con singular satisfacción llevé a cabo mi actividad como maestro orientador. No obstante, siempre algo segregado por cierto "patriciado" con influencias en el "juego social" del barrio, con criterios bastante más mundanos que divinos. Malgrado esas influencias y algunas sutiles presiones en tal sentido, no obstante nunca cedí a la tentación de desactivarme. Ahora en Bilbao, luego de 2 años más de retrasos y pretextos, solicité se cumpla mi ordenanza al sacerdocio mayor, y otra vez hubieron promesas incumplidas y defraudación de los compromisos, basándose en pretextos fútiles. No obstante, por gracia de Dios y por su Espíritu, la Promesa a mi perseverancia fue cumplida directamente por Él, y alcanzo mi Segundo Sacerdocio por el Espíritu habiéndome apartado al efecto en el camarín de la Eucaristía de la iglesia de la Santa Cruz de Bilbao, el 13/9/2015. Muy preocupado, habiendo notado en ese proceso señales de indignidad y de retiro de la autoridad, no ya a nivel de barrios o estacas, sino incluso de apostasía al más alto nivel,... hasta el último eslabón de la cadena de Autoridad.