mormon.org Global
Betty: correr, contabilidad, Mormón.

Hola soy Betty

Acerca de mí

Cuando nací mis padres eran miembros de la iglesia, luego se alejaron por buen tiempo. A la edad de 10 años tuve la oportunidad de escuchar a los misioneros y por misma saber que era lo que yo deseaba, bautizarme y pertenecer a la iglesia de Jesucristo. Mi Padre Celestial siempre estuvo pendiente de mi y el saber ello me hace tener el deseo de compartir este evangelio con todos mis amigos para que puedan tener la paz y felicidad que yo siento. Estoy a días de salir a una misión de tiempo completo y poder compartir esta verdad con muchas personas y familias. Sin duda siento que será una hermosa experiencia y bendición que además de ayudar a muchas personas a volver a Cristo y hacer convenios tarerá a mi vida mayor felicidad y gozo.

Por qué soy mormón(a)

Cuando nací mis padres ya eran miembros, tuve una niñez cálida y feliz con una familia unida en el evangelio, luego cerca de los cinco años mis padres se alejaron de la iglesia y dejamos de asistir. A la edad de 10 años tuve la oportunidad de escuchar a los misioneros, creoq eu el tener a mis padres alejados de la iglesia me hizo comprender que realmente era lo que yo quería y no loq ue ellos querían. Había sentido que esta era su iglesia restaudara y deseaba cumplir con todo loq ue se me había enseñado y compartir lo que me hacia feliz con mis amigos.

La manera en que vivo mi fe

Actuamente trabajo con las Mujeres Jóvenes, estoy a cargo de jovencitas de 12 a 17 años. Les ayudamos a saber y comprender que son hijas amadas de nuestro Padre Celestial, que su vida tiene un propósito y un valor inmenso a la vista de Dios, les enseñamos a fortalecer el hogar y la familia y ha desarrollar valores como hijas de Dios como son: Fe, Integridad, servicio, virtud entre otros valores. Cada actividad que realizamos les ayuda a comprender cada cosa que les enseñamos y desarrollan cada uno de estos valores. Cuando estuve en este grupo de jovencitas como una de ellas pude aprender cosas muy importantes que guiaron mi vida durante mi adolescensia y juventud, es decir hasta ahora me guian, pienso que de no haber participado y aprendido de buenas maestras no sería la misma persona y mi vida estaría llena de problemas por falta de conocimiento de lo que mi Padre Celestial desea que yo haga.