mormon.org Global
keyling: Amistades, oraciones, familia, servicio, amor, mision, Mormón.

Hola soy keyling

Acerca de mí

Amo ayudar a las personas sin importar la diferencia que exista en nuestras edades, desde el ser mas pequeño hasta al ser mas anciano; siento que estoy sirviendole a nuestro padre celestial. Soy la menor de mis hermanos, estoy estudiando Sociologia actualmente.

Por qué soy mormón(a)

Este evangelio de jesucristo es mi felicidad, es aqui donde no hay desigualdad.. ni uno es menos, ni el otro es mas.. me enseñaron a amar a mi projimo a servirle a mi salvador con mente, fuerza y corazon. Yo se que vive mi señor, y es de gran consuelo saber que vive aunque muerto fue y que gracias a la expiacion de jesus el cristo todos podemos regresar a la presencia del padre celestial, testifico del poder de la oracion, es una de las cosas mas preciosas que puedo tener en mi vida, el poder comunicarnos por medio de ella con el padre en el nombre de su hijo, es ahi donde nos damos cuenta por nosotros mismos que el nos escucha siempre, que el existe y es el mismo siempre.

Historias personales

¿De qué manera han contestado sus oraciones?

El padre siempre esta presto a escucharnos, se que el es un Dios perfecto por lo tanto el da respuesta a mis oraciones en el momento en que debe de ser, ni antes ni despues; podemos saber que el a contestado nuestas oraciones por medio de sentimientos, esos sentimientos son paz en nuestra alma, gozo, tranquilidad, amor. etc.

La manera en que vivo mi fe

Cada Domingo dirigo los himnos (Alabanzas) en las reuniones con las personas que visitan la iglesia, tambien tengo una hora para enseñar a los niños/as acerca de algun tema asignado para ellos, pero siempre centrado en nuestro salvador jesucristo, este les ayuda a ellos hacer cada dia obedientes a sus padres, respetuosos, humildes, sinceros, a orar al padre, y muchas cosas mas para que estos pequeños vivan de la manera que Dios desea que vivamos.. cada que tengo la oportunidad de compartir con las personas de las bendiciones que recibo por vivir el evangelio es algo relamente feliz.