mormon.org Global
Andry Luis Colina Navarro: Mormón.

Hola soy Andry Luis Colina Navarro

Acerca de mí

¡Hola! Tengo 18 años, soy el único hijo varón de la familia con mis hermanas, soy graduado de bachiller, me gusta mucho jugar fútbol, ping pong y casi todos los deportes, soy una persona muy activa y siempre quiero compartir con mi familia o con mis amigos, mis pasatiempos son tocar la guitarra y leer un libro, mi mayor deseo es volver a estar con El Padre Celestial junto con mi familia.

Por qué soy mormón(a)

Conocí El Evangelio desde muy pequeño, he seguido todos los principios y ordenanzas hasta ahora, me gusta ser parte de esta iglesia y encontrar siempre la manera de ayudar a las demás personas que no la conocen a invitarlas a Cristo, el evangelio ha cambiado mi vida de una manera extraordinario, estoy muy agradecido por el evangelio y por la familia que tengo, la iglesia de Jesucristo de los Santos de los últimos días es la única verdadera sobre la faz de la tierra y es el camino para llegar a Nuestro Padre Celestial, si no fuera por el evangelio mi familia y yo no tendríamos la oportunidad de llegar a eso, sé que el seguir en este camino me traerá muchas bendiciones, como también a todas la personas que guarden los mandamientos del Señor, testifico de el gran Plan de Salvación que Dios nos ha dado, doy testimonio de Jesucristo, que vino y pagó por cada uno de nuestros pecados para todo aquel que en Él crea no se pierda mas tenga vida eterna, sé que José Smith fue un siervo del Señor llamado a restaurar su iglesia, ésta iglesia, y también de todos los profetas y apóstoles que Dios ha llamado, testifico de que las familias pueden ser eternas.

La manera en que vivo mi fe

En mi barrio he servido como joven desde los 12 años, ayudando a que todos los preparativos para las reuniones o actividades se cumplan con ayuda de los demás jóvenes, entre las actividades se encuentran las de visitar a los demás jóvenes que no están con nosotros, así que planeamos un grupo de jóvenes para visitarles e invitarles a que vuelvan o nos acompañen a la iglesia, me siento muy feliz al ayudar a esos jóvenes de esa manera, otras actividades en las que participo son de servicio, ya sea para ayudar a un miembro de la iglesia o cualquier otra persona, aunque a veces para nosotros los jóvenes sean difícil hacer este tipo de cosas, siempre encontramos la manera de divertirnos y estar feliz por ello.