mormon.org Global
Martín Díaz: Martín Diaz, estudiante, converso, violín y piano, amigo, misionero, Mormón.

Hola soy Martín Díaz

Acerca de mí

Comparto con muchos otros miembros de esta iglesia la misma felicidad, yo me bauticé hace cinco años en la iglesia junto con mi mamá, y he encontrado que en esta iglesia está la verdad. Cuncluí el bachillerato el semestre pasado, y actualmente me preparo para ser un misionero de tiempo completo en la Ciudad de México, al leer las escrituras, asistir a Instituto (un programa de estudio de las escrituras para jóvenes de 18 - 30 años), compartir el evangelio con los demás y sobre todo, siempre buscando lo que es bueno y Dios quiere que haga. Me gusta muchísimo la música, toco el violín y un poco el piano. Me gusta mucho servir a los demás y encontrar las necesidades de cada persona para así poder ayudar. Mi futuro esta aquí en la iglesia y realmente sé que Dios quiere que permanezca en ella. Y por supuesto, esto dispuesto a compartir la verdad ¡con todo el mundo!

Por qué soy mormón(a)

Estar en la iglesia, definitivamente no es fácil, pero sin duda que cada esfuerzo que hago y cada prueba que supero me trae una gran bendición, porque estoy haciendo lo que Dios quiere para mi. Simplemente estar en el evangelio de Jesucristo me hace muy feliz. He orado a mi Padre Celestial preguntándole si esto es verdadero y él me ha hecho saber que si. Yo tengo el testimonio de que él nos ama y que hoy en día ha restaurado su iglesia. Jesucristo es quien dirige esta obra, la obra de llevar a cabo la salvación de todos nosotros. Sé que Dios recibirá a toda persona, sé que el perdón de nuestros pecados es posible por medio de Cristo, y que cualquier carga, por mas pesada que sea, puede ser aligerada con Su ayuda.

Historias personales

¿Por qué los mormones van a una misión?

Los mormones hemos encontrado la verdad en la iglesia, y sin duda que eso nos hace feliz, es por eso que deseamos compartir esta verdad con todas las personas. Todo joven que tenga el deseo de servir en una misión puede ir y compartir el evangelio. Esto es una obra de amor, así que el amor hacia los demás hijos e hijas de Dios, es otra razón por la que se va a una misión.

La manera en que vivo mi fe

La iglesia nos enseña que debemos servirnos unos a otros, y nos da la oportunidad de poder servir en llamamientos, aun siendo tan jóvenes como yo. Soy misionero en mi barrio, y secretario en la organización Hombres Jóvenes. Estos dos llamamientos me han dado la oportunidad de servir a mis hermanos, al ser misionero he podido servir a personas que nos son miembros de esta iglesia, he compartido mi testimonio con ellas y resuelto algunas de sus dudas. Soy también un maestro orientador de tres familias, y en este llamamiento tenemos la oportunidad de cuidar a las familias que nos han asignado, yo he aprendido muchísimo al servir de esta forma. Junto con mi compañero, yo he entendido que el Señor fortalecerá a las personas por medio de nosotros, y yo estoy muy agradecido de poder ayudarlo a él en esta obra. Diariamente leo las escrituras porque sé que de esa forma nos acercamos más a Dios y comprendemos lo que él quiere que hagamos. Busco siempre tener la compañía del espíritu santo, y aceptar cualquier error que tengo para así poder mejorar.