mormon.org Global
Mónica S. Coello: testimonio, pruebas, Mónica, conversión, estudiante, misión, Mormón.

Hola soy Mónica S. Coello

Acerca de mí

Naci en México. Soy miembro de la Iglesia desde pequeña, nací dentro del convenio. Mis padres son conversos, es decir, se unieron a la Iglesia en una edad ya adulta. Soy estudiante de Pedagogía, porque tengo la meta de mejorar la educación actual y a la vez mejorar de alguna manera la situación de el País. Me gusta cantar aunque no lo hago muy bien, por eso decidi aprender a tocar la flauta dulce y el piano. Me encuentro en planes de salir a una misión de tiempo completo, es algo que siempre he querido hacer. Me encanta ser Mormón, lo vivo cada dia.

Por qué soy mormón(a)

Soy Mormón por que sé por mí misma que es verdad. Mis padres me enseñaron desde pequeña el Evangelio de Cristo, pero al llegar a la edad de responsabilidad, tuve que tomar la decisión de bautizarme. Al vivir cada dia el Evangelio, llegó el momento en que arrodille ante el Padre y le suplique en el nombre de Cristo, que me hiciera saber si la Iglesia de Jesucristo era verdadera, si el Libro de Mormón era su palabra, y por lo tanto que si Jose Smith fue un profeta de Dios vidente y revelador. El me contestó por medio del Espiritu Santo, entonces yo supe con certeza, sin ninguna duda en mi corazon que estas cosas son verdad. Desde ese dia hasta hoy he procurado ser verdadera díscipulo de Cristo, por que sé que nos mostró y enseño el camino de regreso a Nuestro Padre. Soy inmensamente feliz, apesar de las pruebas y desafios de la vida terrenal, porque sé que estos me ayudarán a perfeccionarme y llegar a ser como mi Padre lo es, y aun soy más feliz por tener esa esperanza en una fiel promesa gracias a Jesucristo que fue el mejor regalo que se nos ha dado.

Historias personales

¿Por qué motivos comparte el Evangelio con sus amigos y cómo lo hace?

Porque he vivido el Evangelio, he sido grandemente bendecida por llegar a conocer a mi Salvador, por conocer la manera en que Él nos ama y nos conoce. Porque sé que es verdad y ese sentimiento me hace desear que cada persona llegue a saber lo que yo sé, lo que yo vivo y lo que me hace tan feliz. "Por que de tal manera amó Dios al mundo que ha dado a su Hijo Unigénito, para que todo aquel que en Él cree no se pierda, mas tenga vida eterna"(Juan 3:16). La mejor manera de ensenñar es por medio del ejemplo nuestro mayor ejemplo es Jesucristo, Él amo a las personas que enseñaba.

La manera en que vivo mi fe

La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Dias es una iglesia de orden y de trabajo. Damos de nuestro tiempo, dones y talentos para ayudar y servir a otras personas. Creemos fielmente que al servir a otras personas llegaremos a concerlas y amarlas, tal como Jesucristo nos enseño a amar, con un amor puro y sincero. No hay mejor manera de compender y aprender del Evangelio de Jesucristo que vivirlo cada dia, en cada momento. Nuestro objetivo es regresar a la presencia de Nuestro Padre Celestial y creemos que al seguir los pasos y el ejemplo de el Salvador Jesucristo, lograremos nuestro principal objetivo. Es por Él que todos nosotros tenemos esa oportunidad de aspirar a un mundo mejor. Invitamos a cada persona a escuchar las verdades restauradas del Evangelio de Jesucristo, a fin de que las estudien, mediten, oren y lleguen a saber por sí mismos, si lo que estamos compartiendo con ustedes es verdad. Sé que Cristo vive, que es nuestro Redentor y Salvador, que os ama a tal grado de dar la vida por cada uno de nosotros. Sé que esta es la iglesia de Jesucristo que él mismo la dirige, ha dado autoridad, que es el Sacerdocio, a sus siervos los Profetas y en la actualidad Thomas S. Monson es el Profeta vidente y revelador que conoce al Señor y al igual que el Salvador nos ama. Reconosco y testifico que Jose Smith fue un Profeta de Dios, fue el instrumento en las manos de Dios, para hoy en dia pudieramos disfrutar de las grandes bendiciones de vivir el Evangelio de Cristo, ese Evangelio que enseño cuando Él vino al mundo, es el mismo Evangelio que tenemos en estos tiempos. Sé estas cosas por mí misma, ni hombre ni carne me las dicho, sino Dios mismo por el medio del Poder del Espiritu Santo me las hecho saber. En el nombre de Jesucristo. Amén