mormon.org Global
Franco Asca: Mormón.

Hola soy Franco Asca

Acerca de mí

Dejé mis estudios para prepararme para ir a la misión, soy miembro único de toda mi familia; me gusta mucho el deporte y la música, me gusta estar en el piano de la iglesia, se siente un descanso muy lindo acompañado de cada melodía. En la iglesia, son converso de 1 año y 10 meses y he aprendido mucho, he pasado mi prueba de fe, he pasado desafíos y aún sigo de pie, colgado del brazo de nuestro Padre. Estoy a dos meses de la misión y me siento ansioso por ello, quiero hacer sentir a muchas personas lo que yo pude sentir y saber por mí mismo...esta obra es maravillosa y nos deleitamos en esto.

Por qué soy mormón(a)

Sabia que debía bautizarme, la verdad que aún no tenía un testimonio, pero sabía que estaba a punto de hacer lo correcto, desde que los misioneros me predicaron, los recibí como si los estuviese esperando desde antes; todo ha cambiado desde entonces, el saber el propósito aquí en la tierra, y posteriormente también nos da una perspectiva de los que no espera. Saber más acerca de el Plan de Salvación, los mandamientos, las escrituras, aprender de los líderes generales, saber que hay un profeta en la actualidad y sobretodo haber conocido otro testamento de Jesucristo, el Libro de Mormón, ha cambiado mi vida y lo sigue haciendo, aprendo mucho y reflexiono. Verdaderamente no hay palabras para describir la tan perfecta obra de nuestro Padre Celestial; desconocía totalmente de todo esto, pero ahora entiendo que Él nos ama y quiere que lleguemos a su presencia y disfrutemos de todo lo que nos tiene preparado. Soy mormón porque sé que es la iglesia de Dios, soy mormón porque amo esta obra, soy mormón porque obtuve un testimonio, porque ser mormón es....ser inmensamente feliz!!

La manera en que vivo mi fe

Siempre estoy presto a ayudar a quienes lo necesiten, hablamos tanto de ello en las reuniones, y es hermoso el poder prestar servicio. El ser mormón no significa que no pasaremos dificultades, pero las bendiciones están esperando por nosotros a medida que nos esforcemos y estemos viviendo el evangelio plenamente, obedeciendo cada ley, cada mandamiento, llamamientos, leyendo las escrituras, etc. Y siempre debemos confiar en nuestro Padre Celestial, y recordar el sacrificio que hizo nuestro hermano Jesucristo al morir por nosotros. Nadie pasará mayor pesar y sufrimiento como lo hizo él; y se nos promete que Dios no nos pondrá pruebas que nosotros no podamos soportar. Necesitamos de él SIEMPRE y no desmayemos cuando pasamos desafíos. Personalmente yo me apoyo mucho en las escrituras y en las oraciones, porque a través de ello puedo hablar con mi Padre y expresarle mis sentimientos, qué estoy pasando, qué necesito y pedirle que me fortalezca y bendiga. Hay muchas maneras de vivir la fe; pagando los diezmos íntegros, ayunando, sirviendo en cada llamamiento con entusiasmo... Es increíble que todo esto exista en la tierra, estoy muy agradecido y testifico que por mi fe seré salvo, que mi fe me impulsa a hacer cosas que agradan a Dios y no al hombre, porque él nos prepara el camino para cumplir lo que nos está mandando en estos tiempos de probación; así que si uno de ustedes tiene falta de sabiduría, pídasela a Dios y él les responderá.