mormon.org Global
Ariel Ballesteros Euceda: Mormón, Misioneros, Familia, Testimonio, Iglesia, Amistad, Mormón.

Hola soy Ariel Ballesteros Euceda

Acerca de mí

Soy Mormón, me gusta interactuar con personas, reír, y me gusta leer, siempre eh tenido Grandes deseo de Servir una Misión, y de compartir el Evangelio, me gustan los deportes, y enseñar a los demás.

Por qué soy mormón(a)

He sido miembro de La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días por 18 años hasta ahorita, y en todos mis años como miembro eh llegado a entender y comprender que Dios me ama, y que tiene una plan para mi, para yo poder llegar de regreso a su presencia junto con mi Familia, yo se que Jesucristo vive, y yo se que él me ama, y que le ama a todos sus hijos, las personas, que estamos aquí en la tierra, y los que están por nacer, se que La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días, es la Iglesia verdadera, y no digo esto nada mas por que me congrego en dicha religión, si no por que yo se que es así, por que lo eh confirmado por medio de la Guía del Espíritu, pues el Espíritu nos dirá la verdad de todas las Cosas; me eh mantenido firme en este Evangelio, por que se que el señor tiene algo preparado para mi, y se que el nunca nos confundirá, y nos dirá que hacer por medio del Espíritu, él quiere lo mejor para nosotros, y por medio del Espíritu podremos conocer la Verdad de todas las cosas, el que busca encuentra, yo busque y pregunte al Padre, y contesto mi Oración.

La manera en que vivo mi fe

Como miembro de la Iglesia me a gustado cumplir con mis llamamientos, y esto a llegado a causa, de que eh descubierto muchas cosas, que me han motivado, y han incrementado mi Fe, y mi testimonio, tales como leer las Escrituras, no solo leo el Libro de Mormón, si no que también leo la Biblia, y me gusta mucho leer ambos libros y llevarlos de la Mano, pues el Señor nos los dio con ese propósito, que conozcamos su palabra, me gusta el servir, siempre que escucho: "actividades de servicio", me emociono mucho, por que siempre es un momento en el cual nos damos cuenta de el amor que nuestro Padre Celestial, su hijo Jesucristo tiene por nosotros, que nos da la oportunidad de ganar bendiciones, y es aun mayor el gozo cuando buscamos esa Bendiciones, y cuando buscamos Servir, a otros, comenzando con nuestra familia; es hermoso encontrarse con experiencias espirituales y fortalecerse, el poder compartir el Evangelio con los demás, el poder sentir le Hermoso Espíritu al obedecer y hacer la Voluntad de Dios, cumplir con sus mandamientos.