mormon.org Global
Alejandra Caal Gonzalez: Alejandra Caal, Testimonio, adolecente, pruebas, bautismo, mormona, Mormón.

Hola soy Alejandra Caal Gonzalez

Acerca de mí

Soy Alejandra, tengo 17 años. Me gusta mi familia porque somos bastantes y eso nos ha ayudado a ser mas unidos y fortalecernos a pesar de nuestras muchas diferencias. Me encanta cantar porque es una manera de expresarme y desestresarme, participo siempre que puedo en los coros de la Iglesia porque el Espíritu que siento es muy especial. No soy una estudiante estrella, ni tengo una familia perfecta, tenemos desafíos tanto temporales como espirituales, pero lo valioso es que nos esforzamos por mejorar cada día.

Por qué soy mormón(a)

Tuve la oportunidad de bautizarme en la Iglesia de Jesucristo de los Últimos Días cuando tenia 14 años. Tengo que decir que desde ese momento mi vida comenzó a cambiar en todos los aspectos, empezamos a recibir muchas bendiciones y a progresar pero también recibimos bastantes tentaciones de Satanás. De esta manera fuimos superando las pruebas y siendo mas fuertes gracias al Evangelio. Supe que esta Iglesia es verdadera porque cuando le pregunte al Padre Celestial me respondió con un sentimiento indescriptible de paz, en ese momento tuve la certeza que el Padre Celestial me ama y tiene un plan especial y un destino preparado para mi y mi familia. En ningún otro lugar podre sentir y vivir las experiencias que brinda este Evangelio.

Historias personales

¿Cómo le ha ayudado el Libro de Mormón a entender el propósito de la vida?

Si leo el Libro de Mormón con verdadera intención de encontrar una respuesta, se que la encontrare en una escritura que me llegue al corazón, que me haga sentir identificada y saber que debo hacer. Se que no funcionara si solo lo leo una ves, debo leerlo constantemente para las diferentes pruebas que tenga en mi vida. Siempre encuentro una historia que me deja una enseñanza o un principio que puedo aplicar a mi vida.

¿Por qué los mormones van a una misión?

Para los hombres, servir una misión es un mandamiento muy especial, para las mujeres es opcional. Sin embargo, hay muchas mujeres fieles que tienen el deseo de servir una misión al igual que los hombres para compartir el Evangelio con todas las personas que no lo han conocido, e invitarlas a bautizarse y conocer los muchos propósitos divinos que tiene preparado Dios para todos sus Hijos.

La manera en que vivo mi fe

Afortunadamente tengo padres que siempre me han enseñado a cumplir mis metas, ser una jovencita virtuosa, servicial y amable es una de mis muchas metas. Asisto a la Iglesia todos los Domingos con mi familia porque es cuando mejor puedo evaluarme y ver mi progreso. Leemos el Libro de Mormón juntos como familia porque aprendemos principios para aplicarlos. Mi papa no es de nuestra fe, pero la respeta y nos apoya en muchas maneras. El Evangelio nos ha ayudado a encontrar paz y felicidad en nuestra vida para lidiar con nuestros problemas y desafíos.