mormon.org Global
Eric: servicio, carrera, oracion, Mormón.

Hola soy Eric

Acerca de mí

Cuando no estoy trabajando, me gusta leer, escuchar música y tomar fotografías. Mi actividad favorita es pasar tiempo con mis hijos y nietos. Ellos viven bastante lejos de nosotros, y el tiempo que podemos pasar juntos es precioso. Lo que hacemos no es tan importante, solamente que estemos juntos.

Por qué soy mormón(a)

Nací dentro de la Iglesia pero cuando llegue a ser un adolecente, me di cuenta de que era necesario saber por mi mismo si eran verdaderas las cosas que se me han enseñado durante toda mi vida. Para mí, la clave de aprender la verdad fue cuando leí El Libro de Mormón y oré para saber si lo que estaba leyendo era verdad. Lo leí con un deseo sincero de saber por mi mismo, y entonces yo recibí una respuesta de Dios tan clara en mi corazon que me hizo saber que todo lo que habia leido, era verdad. Fue una experiencia poderosa que cambió mi vida. Esa experiencia ha permanecido viva en mi memoria por más que 40 años. Ese conocimiento ha sostenido mi fe durante tiempos Buenos y tiempos difíciles. Vivimos ahora en un mundo dificil y confundido en que podemos fácilmente perdernos. Mi conocimiento que la Iglesia y el evangelio de Jesucristo son verdaderos, ha sido como "la Estrella del Norte" en todas las decisiones de mi vida. No soy perfecto, pero tengo mucha certeza de la senda que estoy caminando por causa del Evangelio de Jesucristo que me guia.

La manera en que vivo mi fe

Me esfuerzo por aplicar los principios ensenados por la Iglesia cada día de mi vida. Mi trabajo en la esfera de medicina me da muchas oportunidades de servir y ayudar a otras personas. Mi actividad dentro de la Iglesia también me da esas oportunidades, así que uno se armoniza con el otro. Mi fe me ha enseñado que dar servicio a otros y dar servicio a Dios son lo mismo, así que mi carrera y mi servicio dentro de la Iglesia complementan el uno al otro. La fe Mormona no es sola una iglesia de que uno pertenece. Es más que una fe que se practica solo los domingos. Es una manera de vivir que me da dirección no solo en lo que yo hago, sino también en lo que realmente soy por dentro. No puedo imaginar como sería la vida para mi familia y yo sin el evangelio.