mormon.org Global
Rayza: familia, Dios, joven, musica, Mormón.

Hola soy Rayza

Acerca de mí

Tengo solo 19 años, amo a mi familia, ella es la que me entrega fuerza cuando no tengo la necesaria, siempre esta ahí siendo mi fuerte en momentos malos. Amo la música en todas sus formas de expresión tanto al escuchar como al tocarla, ella logra expresar tantas cosas, logra afectar en nuestros pensamientos, nuestro estado de animo, tanto es el poder que tiene que nos influencia de muchas maneras.

Por qué soy mormón(a)

Tuve la bendición tener el evangelio en mi vida desde que nací, siempre me encanto ir a la iglesia, pero al atravesar la adolescencia muchos pasamos por un momento muy difícil donde no se sabe lo que realmente quieres y uno de esos momentos fue el preguntarme a mi misma si lo que se me había enseñado durante años era realmente verdad, buscar la confirmación, si estaba en el camino correcto. Con fe, oración y ayuno obtuve mi ansiada respuesta, donde pude saber con certeza propia que este evangelio es el verdadero, es el correcto, no tengo ninguna sola duda de que no sea así. Realmente sé que he escogido el camino correcto, deseo que mis futura familia sea parte de esta maravillosa obra restaurada por un profeta escogido por Dios, deseo que puedan vivir lo que yo vivo, deseo que puedan ver lo que yo he logrado ver, que puedan tener todas las bendiciones que tengo a diario, así como deseo que todas las personas puedan venir a Cristo nuestro Hermano Mayor, el que dio la vida por mi y por todo aquel que a pisado y pisara la Tierra nuestro Salvador y Redentor Jesucristo.

La manera en que vivo mi fe

A pesar de ser joven siempre se me a llamado a servir a los demás miembros de nuestra iglesia, de forma significativa expresamos el amor a nuestro prójimo. He podido compartir la música con quienes participan en mi rama, es algo que nos gusta mucho y nos une como comunidad. Hace ya un corto tiempo comencé a realizar mis visitas a las hermanas, gracias a estas experiencias puedo sentir el amor y la gratitud que nos expresan, he podido conocerlas mucho mas, aunque no compartamos las edades tenemos mucho en común y algo que nos une, ya que somos hermanas espirituales, hijas del mismo Padre Celestial que nos ama de una forma tan grande que no logramos comprender.