mormon.org Global
German Antonio: Misionero, Bailar, Ayacucho, Converso, Estudiante, UNSCH, Mormón.

Hola soy German Antonio

Acerca de mí

Hola...me llamo Germán Antonio, actualmente soy misionero de la iglesia y me encuentro sirviendo en el país de Colombia,(Colombia Bogotá norte) soy Peruano de nacimiento de la hermosa ciudad de Ayacucho, estudio en la Universidad Nacional de San Cristobal de Huamanga (UNSCH) en la escuela de Economía de la FCEAC, tengo una pasión muy grande por el baile integrando un Elenco de Danza de la ciudad de Huamanga y también por los ritmos contemporáneos integrando una academia de baile en la misma ciudad con los géneros latinos, Pop, Hip-Hop y K-Pop, pero mas personal tengo mas tendencias de practicar "Caporales" danza originaria de Bolivia. también me dedico a enseñar a diversas agrupaciones. otra actividad es tocar el bajo e integrarme en alguna banda de rock cosa que lo eh venido realizando por poco tiempo. Ademas estoy feliz de nacer en este gran país de Perú con maravillosas diversidades, tanto culturales como geográficas y comparto la tradición de preparar el ceviche y otros platos típicos de mi región, ya que por el momento me encuentro fuera del país, extraño mucho la comida.

Por qué soy mormón(a)

Al darme cuenta por mí mismo de la gran importancia que es la ordenanza del Bautismo. Yo acepte la gran invitación del Señor a poder hacer mis primeros convenios con él. (recordare que fue un 30 de setiembre 2012) Al prometer que me esforzaría por hacer de mi parte y yo sé que él cumple con cada una de las recompensas y bendiciones que nos promete. a pesar de mis grandes debilidades y falencias sé que tengo la esperanza de poder aplicar el arrepentimiento y el gran sacrificio que Jesus realizó su "expiación" a mi vida para cosas que cambiar, no solo con acciones también con mis pensamientos.

La manera en que vivo mi fe

Actualmente soy misionero de tiempo completo sirviendo en Colombia y todos los días comparto los grandes mensajes de amor y rectitud que nos dió el salvador. Cada persona, cada familia es muy importante a los ojos de Dios, eh aprendido a amarlas, es una bendición ser parte de la gran obra misional del Señor. Día a día me esfuerzo constantemente de poder ejercer un poco de fe viva mediante mis obras, de poder progresar en mi persona y las personas que me rodean, no solo espiritualmente también temporal y el poder desarrollarme como un hijo de Dios. Poco a poco me doy cuenta del gran potencial que podría llegar a alcanzar, eso solo se dará con cada paso, disposición y diligencia.