mormon.org Global
José David: estudiante, pianista, Mormón.

Hola soy José David

Acerca de mí

Soy un estudiante universitario que ama los deportes y la música. Me encantan los animales, y es por eso que desde pequeño me ha gustado tener muchas mascotas. Escuchar música es uno de mis pasatiempos preferidos, además de jugar fútbol o practicar cualquier otro deporte. Me gusta siempre aprender cosas nuevas, me encanta descubrir el por qué de las cosas y cómo es que todo es como es. Soy bastante curioso y me gusta saber las cosas por mí mismo, y no por lo que otras personas dicen. Me gusta mucho pasar tiempo al aire libre y estar con mi familia y amigos. Sobre todo, soy mormón, lo sé, lo vivo y me encanta.

Por qué soy mormón(a)

Sé que La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días es, como lo indica su nombre, la iglesia de Jesucristo, la misma que Él mismo estableció cuando caminó en la tierra junto con sus apóstoles. Lo sé no porque se me haya enseñado a creer en esto, sino porque pregunté a Dios si ésta iglesia era la verdadera, y como toda pregunta, recibí respuesta. Sé y testifico que Dios mismo es quien me ha revelado la verdad de todas estas cosas, sé que Él vive y escucha mis oraciones, no sé exactamente cómo Él puede escuchar las oraciones de todas las personas que viven en la Tierra, sólo sé que Él puede hacerlo, y que no existen límites de tiempo ni de espacio, por es un ser perfecto, glorioso y amoroso. Sé que envió a su hijo Jesucristo a pagar por mis pecados, y siempre estaré en deuda por ese sacrificio de amor, es por esto que trato siempre de vivir de una manera en la cual demuestre que su sacrificio por mí no fue en vano. Esto es lo que me motiva a seguir día a día, sé que hay un Dios y que me ama, y que jamás me abandonará, sé que por medio de la fe inquebrantable, Él me brindará el apoyo y la ayuda necesaria para cumplir que todo lo que Él me mande.

Historias personales

¿De qué manera el Libro de Mormón le ha acercado más a Dios?

El Libro de Mormón es otro testamento de Jesucristo, al igual que la Biblia, ambos testifican de su divinidad y de su sacrificio expiatorio por toda la raza humana. El Libro de Mormón es tan verdadero como verdadera es la Biblia hasta donde está traducida correctamente. Los dos son libros sagrados e inspirados, escritos por profetas de la antigüedad para el provecho de todos nosotros. El saber que Dios habla con sus hijos, en cualquier parte del mundo en donde estén, en cualquier momento de la historia que han vivido, me hace sentir respaldado por Él. El Libro de Mormón además, me testifica de que Jesucristo vive, que Él es el Hijo Unigénito de Dios, que Él voluntariamente se ofreció para pagar por todos mis pecados y que hoy en día, ambos quieren verme triunfar y salir adelante, derramando bendiciones en mi vida a medida de que sea obediente y guarde los mandamientos.

La manera en que vivo mi fe

Soy un joven como cualquier otro, y me trato por obedecer los mandamientos de Dios. Actualmente me estoy preparando para servir como un misionero. He vivido el Evangelio desde pequeño, mis padres se han esforzado mucho por enseñarme lo que es correcto y a guardar los mandamientos. He recibido un testimonio de que La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días es la única verdadera, que contiene la plenitud del Evangelio de Jesucristo. Soy el pianista de mi barrio, y me gusta siempre participar y colaborar en todo lo que pueda dentro de la iglesia y de mi comunidad. Prestar servicio a los demás es una de las maneras más eficaces de demostrar el amor que tenemos por Dios y por nuestros semejantes.