mormon.org Global
Milagros: Milagros Ipanaqué, Peruana, Estudiante, Mormona, Misionera, Feliz, Mormón.

Hola soy Milagros

Acerca de mí

Tengo la bendición de haber crecido en el evangelio de Jesucristo. Me gusta mucho leer buenos libros; participar de los diversos programas de la Iglesia, me gradué en Seminarios y me encanta asistir a Institutos. Soy la segunda de tres hermanos y vivo con mis padres y mi abuelita. Estudio Odontología.Pero siempre he deseado ser misionera de Jesucristo, así que me estoy preparando para servir en la Misión Bolivia Cochabamba. Dispuesta a dejarlo todo sólo por servir al Señor, y ésto me encanta ¡¡¡.

Por qué soy mormón(a)

Soy mormona porque mis padres, en especial mi madre, siempre me han ayudado a que adquiriera mi propio testomonio acerca del Salvador Jesús y de Su Iglesia. Siempre me he apoyado al testimonio de mi madre y de mis líderes de la Iglesia. Pero cuando estudie el Libro de Mormón de manera diligente y al atesorarlo en mi propia vida comprendí el gran mensaje que tiene, comprendí el amor infinito que tiene el Padre Celestial a todos sus hijos y pude adquirir por mi misma mi testimonio propio. Al seguir sus preceptos puedo tener gozo en mi corazón y por ello he decidido seguir firme en ésto.

Historias personales

¿De qué manera el Libro de Mormón le ha acercado más a Dios?

En verdad el Libro de Mormón junto con la Biblia son el complemento perfecto. Contiene el Evangelio Restaurado en su plenitud y es la clave de nuestra religión. Ha medida que lo he escudriñado he podido adquirir más conocimiento de la Doctrina de Cristo, he podido comprender más el amor que tiene el Padre Celestial por todos sus hijos y al seguir sus preceptos puedo sentir gran gozo en mi alma, porque siento que todo esto es verdad. Me anima a trazarme metas espirituales para llegar a ser la clase de jovencita que el Señor quiere que sea.

La manera en que vivo mi fe

Desde muy pequeña siempre me enseñaron que tenía que tratar de ser como el Salvador Jesús fue, seguir su ejemplo. A medida recibo enseñanzas del Evangelio puedo descubrir la manera de cómo hacerlo. Y al vivirlo puedo sentirme muy gozosa. Durante mi vida de miembro de la Iglesia he prestado servicio, pero desde el 2012 trabajo con niños y me encanta, de ellos puedo aprender mucho. Me gusta ayudarles a tasarse metas cortas para que puedan vivir en Evangelio todos los días de sus vidas; a que desde pequeños puedan trazarse metas a largo plazo, para que de grandes puedan ser excelentes personas. Y esto es muy satisfactorio para mí, puedo ver en sus rostros la felicidad que ellos irradian.