mormon.org Global
Ruddy Quispe Cuellar: Converso, Estudiante, Fútbol, Mormón.

Hola soy Ruddy Quispe Cuellar

Acerca de mí

Estudio una carrera profesional de contabilidad, me he desarrollado profesionalmente en ese campo. Me encanta la bici de montaña, aprovecho las vacaciones para hacer rutas por la provincia de Barcelona y admirar sus paisajes. Soy una persona reservada al principio, pero creo que unas de las cualidades que podría destacar es que me gusta escuchar, y poder dar consejos mediante vivencias, y también aprender de lo que me puedan explicar. Vivo en Barcelona desde los diez años. Tengo un hermano, y dos sobrinas. Actualmente soy misionero en la misión España-Málaga, en el sur de España

Por qué soy mormón(a)

Soy mormón porque me encantó saber que las familias pueden ser eternas. Saber que si te esfuerzas y cumples con lo que el señor nos pide para que podamos ser felices es algo maravilloso. Desde que conocí la iglesia me gusta comparar el amor que tienen nuestros padres (progenitores) hacía nosotros. El amor, cuidado, protección y el deseo de que progresemos, con el amor que siente nuestro padre celestial por nosotros, ya que si el amor de nuestros padres es tan grande, cuan inmenso es el amor de nuestro padre celestial por todos nosotros que somos sus hijos. De esa forma pude comprender la sencillez del evangelio, valentía y amor.

La manera en que vivo mi fe

En mi barrio de Barcelona, un día a la semana hacen actividades deportivas, intento participar en la medida de lo que puedo de ellas, ya que por mi horario de trabajo normalmente salgo muy tarde. Aprovecho cuando los misioneros me llaman para hacer visitar los fines de semanas, y es algo que me encanta, ya que siempre aprendo algo que puede ayudarme a mejorar como persona y me prepara. Asisto cada domingo a mi capilla, e intento visitar otros barrios donde tengo amigos jóvenes. Me encanta escuchar los testimonios de las personas, son muy gratificantes y sientes el espíritu al escuchar uno. Me acuerdo cuando me ofrecieron a dar mi primera clase, sentí que no podía hacerlo ya que no sabía si estaba preparado para enseñar un tema a personas que llevaban muchos años en la iglesia y yo ni siquiera uno. Pensé que aquel tiempo se me haría eterno, pero al prepararme y dedicar el tiempo a la clase sentí todo lo que podía decir en la clase y los ejemplos ideales que podía mostrar.