mormon.org Global
Jaime: Estudiante, Miembro único de la, converso, Joven, Mormón.

Hola soy Jaime

Acerca de mí

Cuando recién conocí a los mormones, fue algo maravilloso en mi vida. A la hora de entrar a las aguas bautismales sentí que volví a nacer. Soy el único miembro de mi familia y la verdad no ha sido nada fácil, pero pienso que el Señor no pone pruebas sin los medios para superarlas. Me encantaría ver entrar a mis familiares a la pila bautismal y creo que esa parte me toca a mí.

Por qué soy mormón(a)

Antes de conocer La Iglesia de JESUCRISTO de los Santos de los Últimos Días, estaba confundido y llegué a ser parte de diversas religiones. a la edad de 15 años, me enteré que un primo había tomado esa gran decisión de seguir al salvador y comencé a preguntarle sobre la iglesia. Me encantó la idea de recibir visitas por parte de los élderes y más adelante decidí abrir mi corazón para recibir y honrar el nombre de Jesucristo y así poder volver con mi padre celestial. A un año de ser miembro, he recibido grandes bendiciones, he sentido el gran amor de nuestro Padre Celestial y la verdad siento que esta es la religión verdadera sobre toda la faz de la tierra. Lo siento en mi corazón y esto lo comparto en el nombre de Jesucristo, Amén...

Historias personales

¿De qué manera han contestado sus oraciones?

Con un gozo inmenso en mi corazón y al sentir el amor de Jesucristo y Dios en mi corazón.

¿Qué bendiciones ha recibido por medio de su fe en Jesucristo?

Demasiadas, simplemente el estar muy feliz y con la compañía constante del Espíritu Santo quien me ayuda a acercarme más a Dios mediante Jesucristo.

¿En qué forma le ha ayudado asistir a los servicios de la Iglesia?

Me ayuda de muchas maneras, una de ellas es que en la capilla los domingos se puede sentir un Espíritu de gozo, amor y de reverencia. El participar de la Santa Cena es una bendición enorme que me ha ayudado a arrepentirme y sentir el amor de Jesucristo.

La manera en que vivo mi fe

mi bautismo fue en Gómez Palacio, Dgo. pero vivo en la escuela en el internado. Me queda cerca la capilla en Bermejillo Dgo., y la verdad me encanta asistir a las reuniones sacramentales cada domingo porque puedo sentir una paz incomparable e indescriptible. Amo las actividades de servicio, ya que me hacen tener empatía y además me hacen sentir bien ante mi Padre Celestial. Actualmente me estoy preparando para servir como misionero de La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días.