mormon.org Global
Luis Álvarez: Música, Psicología, Pop, Universitario, Arte, Soñador, Mormón.

Hola soy Luis Álvarez

Acerca de mí

Soy un joven amante del arte. La música es mi inspiración. Disfruto mucho del contacto con la naturaleza. Mis días perfectos siempre incluyen un paseo en bicicleta, la lluvia sobre mi cara y saborear un helado con mis amigos. Soy amante de la tecnología, buscando aprender más acerca de las novedades en dispositivos electrónicos y redes sociales.

Por qué soy mormón(a)

Soy mormón porque esto me hace muy feliz, ha bendecido grandemente mi vida. Es maravilloso tener la certeza de que Jesucristo vive, de que somos hijos espirituales de un Padre Celestial. Que estamos en esta tierra con un propósito, y que, a medida que nos esforcemos por hacer lo correcto podemos ser obtener las promesas de Dios. No cabe ninguna duda en mi ser que el Señor llamó en estos días a un profeta, José Smith, sé sin duda que el vio al Padre y al Hijo, que por medio de él se tradujo el Libro de Mormón, que es la palabra de Dios. Testifico que por medio de él se restauró el Sacerdocio y todas las llaves necesarias para que nosotros podamos volver a la presencia de nuestro Padre Celestial. Sé que las ordenanzas y convenios del Evangelio son reales y verdaderos, que la Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días es la única Iglesia que tiene el poder y la autoridad para efectuarlos. Sé de todas estas cosas porque el Santo Espíritu ha testificado a mi corazón y me ha hecho saber que son reales. Lo sé y lo comparto en el nombre sagrado de Jesucristo, amén.

Historias personales

¿Por qué los mormones van a una misión?

Como mormón, es importante seguir el ejemplo del Salvador Jesucristo. Cuando sigo su ejemplo puedo demostrar mi amor por Él. Una manera en la que he demostrado fe y obediencia ha sido mediante el bautismo, y sigo Su ejemplo porque Él mismo fue bautizado. Otra forma es la de predicar el Evangelio, tal como él lo sido cuando habitaba en la tierra, porque además de que mediante este servicio puedo asemejarme más a Él, puedo compartir con otras personas la gran felicidad y muchas de las bendiciones que yo mismo he recibido por medio de la obediencia a los mandamientos y ordenanzas del Evangelio.

La manera en que vivo mi fe

He sido llamado a ser un misionero de tiempo completo. Antes de esto, con mis compañeros de universidad o de trabajo me encantaba preguntar si sabían algo al respecto sobre los profetas, o habían oído hablar sobre el Libro de Mormón, y buscaba la oportunidad de invitarles a las actividades de la Iglesia. Siempre ha sido mi intención en que la gente que me rodea se de cuente que el Evangelio de Jesucristo bendice nuestras vidas, y nos hace mejores y felices personas.