mormon.org Global
Lisseth: familia, musica, jovenes, actividades, amistad, converso, Mormón.

Hola soy Lisseth

Acerca de mí

Me bautice a los 18 años y al principio fue difícil porque no conocía a nadie en la iglesia; después de algunos años llego a la conclusión de que sino hubiera sido por mi madre que siempre estaba conmigo, me hubiera sentido inevitablemente sola. Después de un año y medio empece a conocer mejor a los jóvenes de la iglesia gracias al llamamiento que me extendieron mis líderes ( como Representante de Jóvenes mayores solteros o JAS), y fue bonito porque tuve la oportunidad de conocer mejor a algunas personas que hoy puedo decir: "son maravillosas". Mi hermana menor, mi madre y yo somos las únicas miembros en nuestra familia, pero estamos muy unidas y eso nos hace feliz, constantemente atravesamos desafíos muy grandes, pero nuestra fe y el anhelo de algún día ser una familia por las eternidades nos permite seguir en pie, perseverantes en el evangelio; es nuestro camino a la eternidad. Actualmente vivo sola porque mi hermana menor salió a una misión y mi madre por cuestiones laborales vive fuera de la ciudad... Cada día cuento los días porque mi hermana menor retorne a casa, hoy van 537 días sin verla (es gracioso porque al principio quería que se valla, ahora me doy cuenta que jamas pensé que se podría extrañar tanto a alguien). Cuando recién me bautice no pensé que nunca iba a querer dejar la iglesia, no pensé que iba a amar tanto el evangelio y a Nuestro Padre Celestial. la iglesia cambió mi vida radicalmente, Ahora soy feliz y no imagino como sería mi vida sin estar en ella.

Por qué soy mormón(a)

Porque me hace feliz y no imagino ahora, como sería mi vida si no hubiese conocido la iglesia. No me veo fuera de ella. Tal vez las personas desde afuera no entienden, o pueden llegar a pensar que el congregar una Iglesia o ser parte de ella es complicarse la vida; pero cuanto de falso tiene esto para mi. A mi me la facilita en muchos aspectos. el Vivir el evangelio, esforzarme por cumplir los mandamientos de Dios, servir y tener la certeza de que no todo termina con la muerte me confirma que nuestra existencia tiene sentido y de que tengo un Padre Celestial que tiene un amor infinito para mi.

La manera en que vivo mi fe

Actualmente me enfoco bastante en actividades de JAS (Jóvenes Adultos). me encanta organizar actividades, ayudar a dirigirlas, conocer nuevas personas, pero mi parte favorita y la que más me gusta es hermanar a miembros nuevos o inactivos. Sé perfectamente lo que es sentirse solo habiendo tantas personas alrededor, se lo que es necesitar un amigo en la Iglesia o al menos alguien que demuestre un poquito de interés porque no te vio antes; entonces intento ser esa amiga que los jóvenes que recién se integran necesita. en mi conversión eso fue una pieza clave. Entonces por ello me uní al Consejo de Estudiantes del Instituto de Religión de la Iglesia, eso me permite conocer a nuevos jóvenes y tener una idea mas clara del propósito que tienen los Institutos de la Iglesia. Antes de ser parte del Consejo no tenia ni idea del tiempo que demandaban hacer las actividades, por ahora soy Vicepresidenta del Consejo y es una experiencia muy bonita, me ha permitido conocer mas de cerca a lideres de la Iglesia y a jóvenes realmente excepcionales que trabajan, estudian y aun así se dan el tiempo de apoyar en las actividades. Me encanta participar en todas las actividades que organiza la iglesia, y esto me he dado experiencias muy bonitas y espirituales. Cada llamamiento me ha enseñado mucho y no solo de los espiritual, sino también de lo temporal. Actualmente estamos recibiendo capacitaciones para el programa FSY (programa para hombres y mujeres jóvenes) en el cual seré Consejera Directora y estoy emocionadísima porque se que sera una experiencia de la cual aprenderé muchísimo. En la Iglesia en muchas ocasiones escuchaba esta frase: ",Si no vives para servir, no sirve para vivir" y hace poco mi hermanita me dijo: "Si no sirves, NO SIRVES" y el hecho de servir y tener la oportunidad de ser de ayuda para alguien lo necesita, me hace sentirme mas cerca a Dios.