mormon.org Global
Naye Arriaga: música, feliz, bailar, Mormón.

Hola soy Naye Arriaga

Acerca de mí

Me encanta tocar el piano, dibujar, conocer gente nueva, pero sobretodo bailar. Pero a veces soy muy torpe en las cosas, no salen como yo las deseo, ya sea en la escuela, en la familia, o cualquier otro lugar. Por ejemplo, al tocar el piano me desespero cuando no logro tocar bien una melodía. Cuando estoy por darme por vencida, cambia todo, recuerdo que soy una hija de Dios, y que Él me ama, y por ser su hija puedo desarrollar habilidades nuevas, y me dará fortaleza y habilidad para no desfallecer u obedecer aquello que no logro entender. Él sabe el plan perfecto para mi. Cuando necesito ayuda, hay varios medios que me da: las escrituras, la oración sincera, mis líderes eclesiásticos, y sobretodo mis amigos, que también se esfuerzan en tener una vida virtuosa, me animan y me inspiran a tenerla. Al final, después de esfuerzo, meditación, oración, en dado caso arrepentirme de mis errores, mi vida es como una hermosa melodía, deleita mis oídos, y la de las demás personas, logrando ser lo mejor de mi misma y más. Eso verdaderamente me hace feliz.

Por qué soy mormón(a)

Porque soy feliz. Dios es nuestro Padre Celestial, y sabe todas las cosas, ¿Por qué no preguntarle si ésto es verdad?. Lo he hecho y Él contesta cada vez que pregunto. A veces esperamos una respuesta estruendosa, pero no es necesario, para mi fue un cálido sentimiento en mi corazón, que me hace ser feliz por lo que tengo. por lo que soy.Me da esperanzas de seguir esforzándome en guardar sus mandamientos. En ocasiones no entendemos el ¿por qué? de las cosas, pero todo tiene un propósito bueno, y más aun eterno. Con el tiempo lo entenderemos y sabremos que los caminos de Dios no son nuestros caminos. He conocido amistades que son eternas y me inspiran a ser mejor día a día. A servir a los demás. Esforzarme a ser lo mejor de mi misma. Saber que el amor verdadero se sella por eternidad y literalmente las familias pueden ser eternas. Todo esto y más, me hacen ser verdaderamente feliz.

Historias personales

¿Cuál de las enseñanzas del Salvador ha influenciado su vida?

El propósito de la Expiación. Al venir a ésta Tierra, tenemos que pasar por pruebas, y lidiar con nuestras debilidades, éstas no limitarían regresar con Nuestro Padre Celestial. Es justo que si no pagas el precio de algo, no puedes obtenerlo, así mismo no podríamos regresar a su presencia si no eres digno,no puedes regresar con Él, mas sin en cambio hubo un plan, Cristo murió por nosotros, siendo puro, y ahora por medio de Él, podemos arrepentirnos, ser perdonados, y volver a esforzarnos en tener vidas virtuosas. Maravilloso.

La manera en que vivo mi fe

He aprendido que al estar al servicio de los demás, causa una felicidad que no se puede describir y debes vivir tu mismo para conocerlo. No es necesario ser un gran super héroe para hacerlo, con actos sencillos, y un corazón dispuesto, lo demás surge, y para aquella persona será una gran bendición. De vez en cuando visito a una hermana de mi barrio y a su esposo. Es difícil para ellos, porque por su edad ya no pueden moverse tan rápido. El visitarles y ayudarles en lo que necesiten, me hace feliz, no se porque, si hago cosas tan sencillas que para ellos es lo máximo. Los que he llegado a amar como mis propios abuelos. Disfruto caminar lentamente con ellos, escuchar sus experiencias, ver fotos, etc. También llegué a ser presidenta del comité de seminario de estaca (clases del estudio de las escrituras que tomas por lo general en la mañana y cada curso dura un año) y junto con otros jóvenes, planeaba actividades con temas de seminario mensualmente, para aproximadamente 50 jóvenes. Cuando fui elegida para serlo, tuve miedo al principio, porque no es fácil desarrollar liderazgo, pero un cálido sentimiento en mi corazón sentí al reconocer que Dios nos conoce y sabe lo que podemos llegar a ser. Sólo debemos hacer nuestra parte, pedir inspiración en oración para fortalecer a los demás y a nosotros mismos. Sí, eso hice y cada vez que me esforzaba por comprender lo que iba a enseñar a los demás, comprendía más cosas a las anteriores, siendo un tema que ya conocía. Aprendemos más de nosotros mismos al estar al servicio de los demás. Lo que más disfruto hacer es servir en mi familia, en especial a mi hermano mayor. Él tiene parálisis cerebral, por lo que no puede moverse mucho, es como un bebé. No es fácil atenderlo, ya que casi no habla, y pesa mucho, pero todo vale la pena cuando él sonríe, para mi es un "gracias de corazón", por medio de él desarrolle nuevos talentos, pero sobretodo conocer el amor puro de Cristo del cual habla en las escrituras.