mormon.org Global
Mónica Sandoval: Mormón.

Hola soy Mónica Sandoval

Acerca de mí

Tengo 22 años. Estudio ingeniería civil, actualmente estoy en mi octavo semestre. Soy miembro de la Iglesia desde el 10 de noviembre de 2012, he aprendido mucho acerca de quién soy y de lo especial que soy desde conozco el Evangelio de Jesucristo. Sé que soy una hija especial de mi Padre y que tengo una misión divina. Trato que las actividades extras como salir a un baile siempre sea de acuerdo a las normas del Señor, asisto a clases del Evangelio cada jueves, eso me ayuda a poder mantenerme firme en mi fe y poder ser fuerte ante las cosas malas que puedan existir en el mundo. Soy mormona y soy feliz. Me encanta ser mormona este ha sido el tiempo más feliz de mi vida.

Por qué soy mormón(a)

Cuando conocí el Evangelio no entendía mucho sobre quién era yo, de dónde venía y por qué estaba aquí, empecé haciendo mis oraciones todos los días preguntando a mi Padre Celestial si lo que me estaban enseñando los misioneros era verdadero. Tuve mi respuesta. Pude sentir en mi corazón que esto es verdad, que ésta es la Iglesia de mi Salvador Jesucristo. ¿Cómo pude saberlo? Bueno, pude saberlo porque empecé a ir a la Iglesia, a participar en las actividades que se organizaban y empecé a leer el Libro de Mormón, de esta forma pude experimentar por mí misma que esto es verdadero. No hay otra Iglesia que nos ayude a desear ser mejores personas, no hay otro Evangelio que nos diga que nuestro Padre Celestial nos ama y lo único que desea es que regresemos a su Presencia, a vivir felices con Él. Este Evangelio une familias, hace felices a las personas, yo lo he experimentedo por mí misma. La fe que tenemos no es suficiente si no ejercemos la fe que tenemos. Yo ejercí mi fe al preguntar a mi Padre Celestial, pude tener mi respuesta, tuve un sueño en el que se me hacía tarde para la hora de mi bautismo, desde ese día supe que no debía esperar más para tomar una decisión importante en mi vida, la de seguir a mi Salvador, yo sé que mi Padre Celestial me ama, que Jesucristo vive y que Él es mi Salvador y que gracias a Él puedo tener la vida eterna, yo sé que José Smith fue un profeta de Dios, Dios lo eligió y lo preparó para restaurar su Evangelio, sé que el Libro de Mormón es verdadero nos ayuda a acercarnos más a Jesucristo y saber que Él es nuestro Salvador, el Libro de Mormón testifica del amor de Jesucristo y del amor de nuestro Padre Celestial, yo sé que necesitamos de un profeta para saber la voluntad de nuestro Padre Celestial actualmente nuestro profeta es Thomas Spencer Monson. Yo soy mormona porque JESUCRISTO ES QUIEN DIRIGE ESTA IGLESIA. Ahora sé que antes de venir a esta tierra viví con mi Padre Celestial y que debo esforzarme para regresar a Él.

Historias personales

¿De qué manera el Libro de Mormón le ha acercado más a Dios?

Desde que leí el Libro de Mormón, pude sentir y saber que es verdadero. El Libro de Mormón me ayudó a aprender y a comprender más de porqué hay un Plan que debemos vivir, ahí pude sentir el amor de mi Padre Celestial porque Él preparó todo para que supieramos que iba a enviar a su Hijo Jesucristo a expiar por nuestros pecados. He aprendido del amor del Salvador al estar dispuesto a dar su vida por nosotros, ahora sé que debemos esforzarnos por ser merecedores de esta gran bendición. El Libro de Mormón me ha ayudado a recordar todos los sentimientos hermosos que tuve cuando me bauticé, me ayuda a recordar cuál es mi propósito y a basar mis decisiones en el ejemplo del Salvador. Con el Libro de Mormón he podido sentir el amor de mi Padre Celestial y que tengo un propósito aquí en la vida terrenal.

La manera en que vivo mi fe

Desde que me bauticé hice convenio con mi Padre Celestial que me esforzaría por cumplir sus mandamientos, voy todos los domingos a la Iglesia, ir a la Iglesia me ayuda a recordar los bonitos sentimientos que tuve cuando me bautice, las actividades de la Iglesia son muy divertidas y edificantes. Leo casi siempre todos los días mis Escrituras, me gusta aprender escrituras de la Biblia, del Libro de Mormón. Cada jueves voy a clase del Evangelio, este año estudiamos el Libro de Mormón. Actualmente sirvó como Presidenta de la Organización de la Mujeres Jóvenes de mi barrio (jovencitas de 12 a 17 años) trato de que ellas puedan fortalecer su fe y comprendan que tienen un destino divino, así como todos los seres que existimos aquí en esta vida terrenal. Hacemos actividades divertidas como ir de campamento donde aprendemos de la Expiación de Jesucristo. Con las jovencitas de 12 a 18 años he aprendido mucho, con ellas trabajamos un proyecto que se llama Progreso Personal donde podemos hacer actividades como cocinar, cocer, también tiene metas como fortalecer a las demás personas recordandoles sus atributos como hijas e hijos de Dios, hay metas de leer las escrituras. Hay muchas formas divertidas de vivir el Evangelio. Este Evangelio es tan hermoso, me encanta.