mormon.org Global
Zuleika: Familia, amigos, hogar, servicio, amor, hijos, Mormón.

Hola soy Zuleika

Acerca de mí

Soy esposa y madre de dos hijos, me dedico al cuidado de mi familia y para mi, no hay mejor profesión que la de velar por mi Familia y mantenerla unida, Me encanta ser ama de casa, por que puedo estar al pendiente de cada uno de mis hijos y de mi esposo.

Por qué soy mormón(a)

Desde que nací soy miembro de La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días, a los 8 años me bauticé, gracias a mis creencias he podido sellarme en el Templo con mi esposo y tener unos hermosos hijos, soy mormona porque esta Iglesia es verdadera, tenemos todo para ser felices. Te invito a que conozcas la manera en que puedes lograrlo y tener una Familia por este tiempo y por toda la Eternidad.

Historias personales

¿Podría explicar la función que desempeña la oración en su vida?

Para mí la oración es una constante comunicación que tengo con Mi Padre Celestial, me reconforta saber que Él me escucha y que me ama, me hace sentir en paz porque sé que Él desea lo mejor para mí, y está escuchándome siempre. La oración es en mi vida un recordatorio constante de que tengo un propósito y una misión especial en esta vida. Yo testifico del poder de la oración, cada vez que oro a Mi Padre Celestial, Él escucha y contesta mi oración, Él me conoce y sabe quien soy.

¿Cómo le ha ayudado el Espíritu Santo?

Para mi, El Espíritu Santo es un compañero eterno en mi vida, puedo sentirlo mediante un susurro, un latido de corazón o una sensación de paz y tranquilidad. Es una guía constante que me recuerda en que debo hacer lo bueno, debo ser obediente a los mandamientos para tenerlo siempre a mi lado.

¿De qué manera han contestado sus oraciones?

No existe en mi vida alguna oración que no haya sido contestada, a veces las repuestas pueden demorar o tal vez sean contestadas rápidamente, pero Dios siempre me escucha y sabe que es lo mejor para mi, tengo una gran fe en la oración y doy testimonio de que todas nuestras oraciones son contestadas.

La manera en que vivo mi fe

Tengo muchos años sirviendo en mi barrio con niños y hermanas jóvenes, de mi edad o más grandes y esto me ha ayudado a saber que el servicio que brindo a mis semejantes me hace sentir en paz y mi testimonio acerca de Dios y Jesucristo cada día se hace más grande y fuerte. En casa tratamos de llevar acabo cada uno de los mandamientos que Jesucristo nos enseño cuando estuvo aquí en la tierra. Mi fe crece día a día y sé que como mujer, tengo un destino y una misión divina que cumplir.