mormon.org Global
Lucas: anime, converso, tango, lukash, rock, argentino, Mormón.

Hola soy Lucas

Acerca de mí

Soy el mayor de tres hermanos en mi casa, amo mi familia y ellos son muy importantes para mí. Me gusta mucho bailar tango, jugar vídeos,el anime, el rock, fútbol y salir con mis amigos. Estudio Administración de Negocios en la Universidad, y al mismo tiempo practico tango dos veces a la semana. Estudie teatro por cuatro años mientras terminaba la secundaria, y me gustan mucho las actividades que involucran la interacción con otras personas, siempre estoy buscando conocer nuevos amigos y aprender de los demás. Soy el tipo de persona que siempre esta dispuesta a enfrentar desafíos, y en especial cuando se trata de ayudar a alguien. No soy muy bueno cocinando pero amo lavar los platos, y probar comidas nuevas. Mis platos favoritos son; pizzas, milanesas, hamburguesas, asados y ravioles. Colores favoritos violeta, azul y negro.

Por qué soy mormón(a)

Conocí el Evangelio a los 19 años, hasta ese entonces solamente tenia una creencia en Dios, pero ninguna iglesia llenaba esa sensación de quien era Dios en mi vida, hasta que conocí los misioneros una tarde. Y aunque al escucharlos por primera vez, no los tome muy en serio, cuando ellos me dijeron que Dios era mi Padre y que el tenia un Plan para que mi familia fuese eterna, sentí que algo comenzaba a llenarse en mi vida, sentí hambre por seguir escuchando esto y así fue. Durante los días siguientes ellos me compartieron mas acerca de este Plan de Felicidad y de como era posible gracias al sacrifico de Jesucristo, me explicaron como podía recibir las bendiciones de este sacrificio mas plenamente en mi vida y me dieron una copia del Libro de Mormón. Comencé a leerlo preguntándome si en verdad era posible que por medio de esto mi familia podría ser eterna, como el hijo mayor de la familia siempre ellos ocuparon un lugar bien grande en mis preocupaciones y ahora había encontrado una manera de estar con ellos para siempre a pesar de cualquier cosa que pasara, por eso estaba tan ansioso por encontrar una respuesta a esto. Fue una noche donde me arrodille al lado de mi cama, y en la oscuridad de mi cuarto ore a mi Padre Celestial pidiéndole por una respuesta, y en ese momento solo sentí paz, una paz de que todo estaría bien. Y fue al día siguiente que desperté y me di cuenta, lo vi bien claro, que el vivir los principios que aprendía en el Evangelio estaban mejorando las relaciones con mi familia, mi fe estaba creciendo, y el vació que sentía sobre quien era Dios había desaparecido, ahora sabia que el era mi Padre, y que el aun me hablaba. Nunca había sentido esto en ningún lado, sabia que era verdad, lo sabia dentro de mi, así que tome la decisión de bautizarme. Desde entonces he tenido tantas bendiciones, y mi familia ha recibido gran ayuda del Señor también, se que el Libro de Mormón es verdadero, y este es el único camino seguro a la felicidad eterna.

La manera en que vivo mi fe

Actualmente sirvo como misionero de tiempo completo en Lima, Perú. Y antes de venir aquí, serví como maestro de los jóvenes en la iglesia por casi un año, y fue una experiencia hermosa, poder ver como el Evangelio no solo les brindaba valores, si no que les daba armas para poder salir adelante frente a los desafíos de la vida. Siempre estuve a disposición de los demás cuando había que dar un mensaje o ir a visitar a alguien, junto con el hijo de mi obispo ayudábamos en todo lo que podíamos con los llamamientos de la capilla, y también trabajaba muy de cerca con los misioneros de mi barrio, me encantaba salir con ellos para poder compartirles a los demás lo importante de el Evangelio, que no es solamente una iglesia, sino que es el único camino seguro a la felicidad eterna. Cada vez que estoy con mis amigos les recuerdo cuales son mis valores, y muchos de ellos me preguntan, y siempre les comparto acerca del Libro de Mormón porque es la clave de todo nuestro mensaje, y siempre les estoy invitando a las actividades y los Domingos también. Amo leer las escrituras, escuchar a los profetas y poder sentir en ellos la voz de mi Padre Celestial guiándome a través de las dificultades de mis días. Vivo muy cerca del templo lo cual me da la oportunidad de ir muy seguido, y me encanta pasar el día entero ahí, sirviendo a todos los hermanos que puedo, esa es una de la maneras mas lindas de vivir mi fe, sirviendo a los demás.