mormon.org Global
Michelle Monroy: bailar, Guatemala, estudiante, michelle, SUD, familia, Mormón.

Hola soy Michelle Monroy

Acerca de mí

Nací en el hermoso país de Guatemala, a penas tengo 18 años, tengo una hermosa familia integrada por mis padres, mis tres hermanos y mi hermana, mi deporte favorito es el Basketball, mis pasatiempos favoritos son leer y bailar, soy fanática de la música salsa y bachata. Amo pasar el tiempo con mi familia, disfruto compartir buenos momentos con mis amigos, ir al cine con ellos, acampar, fiestas, escalar volcanes. Tengo seis hermosos sobrinos. Ellos son mi adoración, son mis niños consentidos y son los que siempre me dan aliento de seguir adelante. Hace unos días fui llamada como misionera de la Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días, lo cual ha sido mi mayor sueño, y puedo testificar que es lo mejor que me ha pasado hasta ahora. Empecé a estudiar Psicología una de las mejores carreras para poder servir a los demás. Amo mi vida amo ser SUD amo a mi familia, y estoy orgullosa de ser Chapina.

Por qué soy mormón(a)

Nací dentro del convenio, cuando era pequeña amaba cantar los himnos de la Iglesia y con forme el tiempo pasaba iba aprendiendo y poniendo en práctica los principios que se me enseñaron, pero no fue hasta los quince años que adquirí mi propio testimonio, en ese entonces tenía, a lo que se le conoce como una pregunta del alma, decidí orar y preguntar. Puedo testificar que mi respuesta fue muy clara y directa y desde entonces sé que la Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días es la única verdadera sobre la faz de la tierra, y agradezco tanto a mi Padre Celestial por la oportunidad de conocer la plenitud de su evangelio y de poder compartirlo con muchas personas.

La manera en que vivo mi fe

La mejor manera en la que he podido fortalecer mi fe en el evangelio de Jesucristo es sirviendo a los demás, cuando empecé en la Organización de las Mujeres Jóvenes tuve siempre a mi cargo a un grupo de jovencitas, eso me ayudo a poder ser un ejemplo para ellas, y amarlas y servirles a diario, si buscan la felicidad la mejor manera es sirviendo a otros, puedo testificar que llena el alma de gozo. En unos meses serviré como Misionera en Chile Concepción en dónde daré todo mi tiempo para el Servicio de Dios.