mormon.org Global
Angel Oyanedel: Scout, Historia Familiar, Deporte, Hombres Jovenes, Chile, Campamento, Mormón.

Hola soy Angel Oyanedel

Acerca de mí

Me gusta hacer trabajos manuales en casa y siempre estoy arreglando, modificando o creando algo nuevo a pedido de mi esposa. Ella siempre me tiene ocupado. Trabajo en un colegio elemental porque me gusta estar rodeado de niños. Aprendo y me divierto con ellos. Mantengo la escuela limpia y segura.

Por qué soy mormón(a)

Conocí la iglesia cuando tenía 20 años, pero mi interés por la religión comenzó cuando era niño. El catesismo lo tuve que repetir como tres años , porque siempre hacía preguntas conflictivas y me expulsaban de la clase. Por ejemplo, el primer año me expulsaron por hacer la siguiente pregunta :" Madre, si Jesucristo es nuestro ejemplo a seguir y él fue bautizado por Juan cuando era un adulto, ¿por qué en nuestra Iglesia bautizamos a los bebés privandoles de la oportunidad de escoger por si mismos esta ordenanza ?". Aún así, pese a éstas preguntas fui seleccionado para ir al seminario para convertirme en sacerdote. Pero tres dias antes de partir al seminario un sacerdote que no sabía de esta asignación me pidió que me fuera con él para ayudarle a reparar la colonia de verano, y de ésta forma quedé fuera del seminario. A los 20 años , yo era un católico silvestre, o sea iba a misa una o dos veces por año y trataba de vivir mi vida más o menos tranquilo. Un día un amigo me invito para conocer sus primas, pero cuando llegamos al lugar , las primas estaban conversando con dos jóvenes rubios y altos. La conversación que estaban sosteniendo cautivó mi atención. Hablaron de la visita del Padre y del Hijo a un jóven granjero de 14 años llamado Jose Smith. Nunca habia oido hablar de esta Iglesia pero me llamo la atencion que estas doctrinas concordaban con lo que yo pensaba que debia ser una iglesia de Cristo. Conoci la Iglesia un lunes y me bautize un sabado . Todo en una semana.

Historias personales

¿Cuál de las enseñanzas del Salvador ha influenciado su vida?

Una de las enseñanzas de Jesús que más me gusta es el autocontrol que logró desarrollar. El ya era un Dios cuando vino a esta tierra y El sabía de los inmensos poderes a los cuales él tenía derecho pero también sabía que para cumplir la misión encomendada por el Padre Eterno, él debía abstenerse de usar esos poderes. Cuando fue golpeado, escupido, ridiculizado, castigado salvajemente, él conservo intacto su autocontrol y no se desvió en lo más minimo de lo que le pedia El Padre Celestial. Esto queda de manifiesto por ejemplo cuando Pedro le corto la oreja a uno de los que venían a aprehender a Jesús. Junto con sanar la oreja del hombre herido, Jesus le dijo a Pedro : Vuelve tu espada a su lugar. Acaso piensas que no puedo orar a mi Padre ahora , y que El no me daría más de 12 legiones de angeles? Cómo pues se cumplirían las Escrituras de que así debe suceder? Muchas veces me pregunté, si yo hubiese tenido el poder que tenía Jesús, cómo habría reaccionado? Y debo confesar para mi propia vergüenza que yo habría barrido a esos fariseos molestosos , habría hecho desaparecer a ese Sanedrin mentiroso y habría bajado de la cruz para castigar a esos fariseos que se reían de mí. Por eso admiro tanto a Jesús. Porque él supo mantener la calma , supo poner en la balanza las cosas y tomar decisiones pensando en nosotros sus hermanos y olvidandose de si mismo. Sin duda ,él era el único que podía hacerlo , nadie más. Por eso él es mi líder , mi maestro , mi hermano mayor y lo sigo a pesar de todas mis imperfecciones, que no son pocas.

La manera en que vivo mi fe

En la Iglesia trabajo con los jóvenes y juntos participamos del programa Scout. Todos los meses vamos de campamento. El último campamento fue en un desierto con mucha lluvia y viento. Fue un desafio para los jovenes armar sus carpas bajo estas condiciones. Después vino el problema como hacer fuego, bajo una manta plástica mientras arreciaba el viento y la lluvia. Después de media hora de intentos me pidieron a mí, su líder, que lo hiciera. A los cinco minutos ya teniamos el fuego listo y con sillas alrededor para nuestro momento espiritual. Esa noche el viento y la lluvia fueron nuestro compañero constante. Al día siguiente después de desarmar sus carpas y desayunar , los jóvenes supusieron que nos ibamos a casa, pero nosotros, sus líderes les dijimos "No hemos venido a este campamento sólo para dormir y comer, también vinimos para hacer actividades. Por lo tanto, todos con sus mochilas en las espaldas van a cruzar esos cerros que estan detrás de ustedes y nosotros los líderes vamos a llevar las camionetas y los vamos a esperar al otro lado. La cara que pusieron era digna de una fotografía. No lo podían creer. Pero fueron obedientes y con determinacion comenzaron el ascenso. Los lideres los esperabamos en la cima. Esta experiencia le demostro a los jovenes que ellos tienen la capacidad para hacer cosas en situaciones adversas. Me gusta trabajar con los jovenes y disfruto el poder ayudarlos a crecer y avanzar en el camino para convertirse en adultos responsables.