mormon.org Global
Alicela Vázquez de Salinas: Mormón.

Hola soy Alicela Vázquez de Salinas

Acerca de mí

A los 18 años me regalaron una Biblia. Megusta la poesía, el arte dramático, la natación, leer buenos libros y escuchar a las personas. Mis padres aunque no eran muy religiosos me dieron buena educación y me enseñaron pricipios correctos. Los cuales apliqué en mi familia. Anteriormente yo era católica y siempre creí en Dios y en Jesucristo, pero al leer la Biblia surgieron muchas preguntas en mi mente y como no sabía a quien acudir, permanecí en la incertidumbre por mucho tiempo hasta que llegaron los misioneros a mi hogar.

Por qué soy mormón(a)

Soy mormona porque cuando los misioneros nos enseñaron el Evangelio de Jesucristo, sentí en mi mente y en mi corazón que sus enseñanzas eran verdaderas. Ellos dieron satisfactoriamente respuestas a mis preguntas. Ahora sé que la Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Ultimos Días es verdadera y que es guiada por un profeta viviente que recibe revelación directa de Jesucristo y ahora sé que nuestro Señor Jesucristo sí predicó su Evangelio en América, lo cual llena de gozo mi corazón. Yo sé que Dios vive y nos ama. El es un Padre amoroso y desea que sus hijos tengan éxito en la tierra. Esta vida, es una vida de probación; si obedecemos los mandamientos de Dios, tal como él nos los dió; en el postrer día volveremos a su presencia. Yo sé que Jesucristo vive y también nos ama. Tanto nos amó, que sin tener culpa alguna, murió para redimirnos de nuestros pecados. Su expiación es infinita y eterna. Yo sé que José Smith es un profeta de Dios. Fue elegido para restaurar la Iglesia de Jesucristo. Sufrió mucho y selló su testimonio con su sangre. José Smith tradujó el Líbro de Mormón, el cual es verdadero y al igual que la Biblia, contiene la palabra de Dios. Los invito a leerlo. Todas estas cosas han aumentado mi fé y me llenan de gozo.

La manera en que vivo mi fe

Me gusta mucho ir a la Iglesia y participar de la Santa Cena. Mi espíritu se fortalece al escuchar a los discursantes o a nuestros líderes. Mis hermanos de fé son como otra familia para mi. Me gusta invitar a otras personas a conocer esta Iglesia y a escuchar a los misioneros; para que ellas reciban también. las grandes bendiciones que yo he recibido. Yo conocí la Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Ultimos Días, por medio de unos misioneros de esta Iglesia. Ellos tocaron nuestra puerta y nos enseñaron a mi familia y a mi acerca del Plan de Salvación. El cual nos llenó de gozo. A este mensaje siguieron otros más, los cuales recibimos con mucho agrado.