mormon.org Global
Violeta: soy mormona, Panameña, bailarina mormona, bgirl mormona, miembro sud, deportista mormona, Mormón.

Hola soy Violeta

Acerca de mí

Soy bailarina, me encanta todo lo que tiene que ver con el arte, cantar, pintar, soy aficionada al deporte, fitness, estudio publicidad y mercadeo con diseño gráfico y también danza. Soy defensora de los derechos humanos, me gusta ayudar a los demás, entre mis sueños es tener una fundación para niños. He participado en diferentes programas de ayuda comunitaria y seminarios, he sido voluntaria en programas educativos de radio y en proyectos de ayuda comunitaria. Serviré una misión de tiempo completo en Brasil San Pablo.

Por qué soy mormón(a)

me bauticé a los 9 años de edad, realmente es la mejor decisión que he tomado en toda mi vida, formar parte de la Iglesia de Jesucristo, es grandioso levantarte cada día y darte cuenta que estas en el camino que Dios quiere que estés, que no hay otro. Dios quiere que seamos felices y que nos esforcemos cada día y esto es los que nos enseña la iglesia, a ser felices, amar y esforzarse siempre. Mi vida ha cambiado desde que empece a vivir el evangelio, soy mas feliz, agradecida, mejor persona y me esfuerzo por mejorar cada día. Realmente sé que Jesucristo vive, que el redentor de nuestros pecados, que Jose Smith fue un profeta de Dios, las escrituras son textos inspirados que nos guían y nos ayudan a regresar a nuestro Padre Celestial. Es algo que muchas veces no podemos explicar con palabras pero que nuestro corazón puede sentirlo.

La manera en que vivo mi fe

Participar de manera activa en las actividades de la iglesia y ejercer las responsabilidades que me asignan me ha ayudado a ser mejor persona, ha conocer el amor de Jesucristo y desarrollar diferentes aptitudes. Al realizar visitas mi testimonio en Jesucristo y en mi Padre Celestial se fortalece, el mayor milagro que podemos tener es el cambio que el evangelio de Jesucristo hace en nuestras vidas y en las vidas de los que nos rodean. He sido líder de las jovenes de mi barrio y es una de las asignaciones mas maravillosas que he tenido, saber que con tan corta edad aman al Señor y desean seguir sus mandamientos, también poder comprenderlas y amarlas, apoyarlas y darles todo mi cariño, me ha servido a esforzarme para ser un ejemplo para ellas. Me encantan las actividades de servicio en donde ayudamos a nuestros vecinos y nuestra comunidad, gracias a este evangelio he aprendido lo maravilloso que es tener dones y talentos para poder compartirlos y ayudar a las personas que nos rodean. Es maravilloso sentir el amor de Cristo, cuando logramos sentirlo, queremos que todos puedan sentir lo maravilloso que es vivir dentro de sus normas y evangelio.