mormon.org Global
Marcela: música, profesora de música, familia, hijos y nietos, amistad, arte, Mormón.

Hola soy Marcela

Acerca de mí

Me gustan los niños y la música. Me casé y tuvimos cinco hermosos hijos. Ahora ya cuatro de ellos se han casado, y me han hecho abuela de tres niños, esta por llegar el cuarto. Conocí la Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Ultimos Días a los dieciocho años, cuando tambien empecé a enseñar música en jardines de niños y escuelas primarias.A los veintidos años me casé y continué con la música y mis clases. Mi vida fue grandemente bendecida por las enseñanzas del Evangelio que me ayudaron en la formación y el fortalecimiento de mi familia. Tuve un buen matrimonio por veinticuatro años, en los que siempre fui fiel al Señor y con mis cinco niños intentamos vivir sus santas enseñanzas.. Tres de mis hijos sirvieron misiones para enseñar el evangelio, el mayor sirvió en Colombia, Bogotá Norte, la siguiente sirvió en la Misión Chaco, Resistencia de Argentina y el tercero , sirvió en la Misión Paraguay, Asunción Norte. Cuántas bendiciones recibimos por sus misiones, ver el cambio de las personas desesperanzadas en personas llenas de fe y con deseos de progresar y acercarse a Dios, nos hizo bien a todos, qué agradecida me siento por la oportunidad que tuvieron de ser representantes del Señor Jesucristo. Yo sé que puede haber un mundo mejor, estoy convencida que si vivimos los mandamientos del Señor todos podríamos ser felices. El Evangelio es claro y sencillo Jesús lo resumió en dos mandamientos Amar a Dios y amar a nuestros semejantes, la clave es el Amor.

Por qué soy mormón(a)

En mi niñez y juventud estuve buscando a un Padre Amoroso, a mi Padre Celestial. Mi familia me llevaba semanalmente a la iglesia católica. A los doce años comence a tocar guitarra acompañando las canciones en dos o tres misas por semana. Tenía deseos de estar cerca de Dios. Me gustaban las letras de las canciones de adoración al Señor. En Navidad disfrutaba mucho de acompañar y cantar Villancicos de distintos países.A los trece o catorce años participaba con los jovenes en visitas a hogares de niños y ancianos con el grupo de jovenes para llevarles un poco de música y alegrar sus vidas. Cuando había oportunidad tenía preguntas sobre Dios para los sacerdotes quienes me contestaban pero no eran respuestas claras para mi. Ore pidiendo al Señor cómo estar más cerca de El. Había una Biblia en mi casa que estaba muy desarmada y tambien un pequeño libro con el Nuevo Testamento y siempre que podía lo leía con mucho interés. Mas o menos a los dieciséis años una niñita , alumna mía de guitarra me regalo una Biblia corregida por los Testigos de Jehová. Me puse muy feliz con ese regalo, al leer sentí que no era un libro común, ahi estaba la Palabra de Dios, pero había cosas de los hombres. A los dieciocho años por fin, dos misioneros, era 1977, detuvieron a mi mamá en la calle y le preguntaron si creía que Jesucristo haya venido a América, ella dijo que sí, y preguntó dónde era la Conferencia. Los misioneros le explicaron que ellos iban a las casas para enseñar. Ahi mi mamá les dio la dirección para el sábado siguiente, yo vivía con mi mamá, y compramos gaseosas para ellos, era verano. Pero no vinieron y tampoco el siguiente sábado ni ningún sábado.Tres meses después yo estaba sola en casa esperando a una alumnita de guitarra. Tocan el timbre,voy a abrir la puerta y ahí estaban dos enormes Elderes y mi mamá no estaba!les dije cuando ella estaría, y así escuchamos el mensaje de la Restauración,sentí gozo y que era verdad, oré, leí el Libro de Mormón, y nos bautizamos.

La manera en que vivo mi fe

Como ya soy grande y asisto a la Iglesia desde los dieciocho años, y nunca deje de participar, salvo por algun periodo de enfermedad,he tenido la bendición de siempre servir en numerosos llamamientos.Los llamamientos son cargos o funciones que se nos dan para dar hacernos progresar y servir a otros, en ellos damos de nuestro tiempo, amor, preparación y enseñanzas del Evangelio.Trabaje con los niños en la organización Primaria, fui Maestra de niños de Guardería y de diferentes edades, secretaria , directora de Música, consejera y Presidenta. En la organización de las Mujeres Jovenes trabaje como Asesora de jovencitas de distintas edades, fui Consejera y Presidenta.En la Sociedad de Socorro, para las hermanas de 18 años en adelante,fui Consejera, Directora de Música, Secretaria, Maestra de distintas clases y actualmente soy Maestra del cuarto domingo sobre discursos de Profetas actuales dados en las Conferencias semestrales de la Iglesia y soy Maestra Visitante. Siempre fui Maestra Visitantes es un llamamiento al que tengo especial cariño, consiste en visitar a hermanas que se me asignan a sus hogares . Las Maestras Visitantes salimos con una compañera y por lo menos hacemos una visita o contacto por mes con cada hermana asignada, el objetivo es transmitir un mensaje mensual, pero sobre todo hacer sentir el amor del Salvador y de Dios a cada hermana, hacerla recordar el Plan de Salvación y de felicidad del Padre, hacerla recordar el valor de ser una Hija de Dios. Otro de los llamamientos que tuve y me hizo aprender mucho fue en la Escuela Dominical enseñar en el Curso Principios del Evangelio a las personas que están investigando la Iglesia o que sean recientemente bautizadas.Estas clases crean un ambiente sagrado porque siento como a las personas que buscan sinceramente al Señor se les descorre un velo y empiezan a probar y conocer el amor de Dios. Tambien por cuatro años y un poco más fui Maestra de Seminario diario que es un curso para jovenes sobre las escrituras