mormon.org Global
Sam Preston: Republica Dominicano, Misionero, Correr, Nueva Zelandia, Rubio, Guapo, Mormón.

Hola soy Sam Preston

Acerca de mí

¡Me encanta esta iglesia! Me gusta jugar casi todos los deportes, pero más a nadar y surfiar (Surf). Hago muchas otras cosas mas también, como... dibujar, cantar (no estoy tan bueno, pero aun así me gusta) Me gusta correr mucho y montar mi bicicleta en las montañas. Serví mi misión en la gran misión Santiago República Dominicana. Yo vivía en Los estados Unidos hasta que tenía 17 años cuando nos mudamos, mi familia y yo, a Nueva Zelanda. ¡y qué bonito es! ahora yo tengo 21 años y me encanta la Español.

Por qué soy mormón(a)

Soy un Mormón porque yo sé tres cosas muy, muy importantes. Primero: Yo sé con todo mi corazón que yo soy un hijo de Dios, que todos nosotros somos hijos de dios. Eso significa que Él nos quiere muchísimo, y que Él nos Conoce perfectamente sin falta, y que estamos aquí para que hagamos su voluntad y obedezcamos sus mandamientos. Segundo: Yo sé que El Libro de Mormón es un libro de Dios y que contiene doctrinas verdaderas y yo lo sé porque yo lo he leído, y nadie en este mundo puede decir que el libro es falso, porque yo recibí un testimonio que es verdadero del Espíritu Santo. Y Tercero: El Profeta José Smith fue un profeta de Dios. Créame que yo sé eso, pero búscalo para ti mismo, cada persona necesita tener un testimonio de estas cosas. Te invito orar sobre estas cosas para que tu conocimiento pueda ampliarse y tu puedas recibir un testimonio también.

La manera en que vivo mi fe

Yo trato de vivir en la manera que Jesucristo nos enseñó para servir a mis prójimos. Como un misionero yo hacía servicio muchísimo, y cada vez que lo hago yo siento mejor y más feliz porque sigo el ejemplo de Jesús. En cada momento me gusta compartir mi fe también, Yo tengo un testimonio fuerte de éste evangelio y cuando yo puedo compartirlo yo siento que el Espíritu Santo puede tocar a otros por medio de mis palabras y mi ejemplo. Yo hago estudios cada mañana porque me llena con el Espíritu y con conocimiento que tiene un valor eterno. Hay muchas maneras en que podemos vivir, pero yo testifico que la manera que nos brinda la más felicidad es el camino que enseñó Jesucristo, el que sigue mi familia.