mormon.org Global
Noelia: Bailarina, estudiante, Amo los animales, Kinesiología, volvi a la Iglesia, Misionera, Mormón.

Hola soy Noelia

Acerca de mí

Tengo 19 años, terminé hace un año la escuela y ahora voy a la Universidad en una Ciudad diferente a la que vivo. Estoy estudiando la Licenciatura en Kinesiología y Fisiatría, porque amo la idea de poder ayudar a personas que tengan alguna discapacidad motriz, me gustaría especializarme en personas con problemas neurológicos, sobretodo niños y abuelos, y también el pasar rato con ellos, poder hablar y alentarlos a seguir adelante. Me encanta bailar, he bailado muchas danzas desde que era pequeña pero lo último que hice fue Danzas Folklórica. Amo los animales y me encanta trabajar en Historia Familiar !.

Por qué soy mormón(a)

Voy a la Iglesia desde que tengo 6 años, a los 16 casi 17 dejé de ir. En ese momento sentía siempre que algo me faltaba, pero no podía saber que era, de vez en cuando hacía oraciones, ó hablaba con las nuevas personas que conocía, de la Iglesia, pero yo no estaba yendo. Fue un tiempo difícil para mi, me había lesionado mi pierna y ya no podía bailar más, sólo iba a doctores, kinesiólogos y demás. Mi vida había cambiado por completo. Hasta que un día mi hermano mayor me invitó a una actividad con los demás jóvenes, yo fui y ahí sentí con todo mi corazón que era tiempo de volver, para ese momento ya estaba pronta a cumplir 18. Comencé a ir, y se presentó un viaje al Templo de Buenos Aires, estaban por reabrirlo así que podíamos conocerlo todo por dentro. Fui y fue lo más hermoso. Pude sentir como ese lugar realmente es la casa de Jesucristo acá en la Tierra. Recordé que yo sabía que esta Iglesia es verdadera, que es Jesucristo quien está a la cabeza y que Dios escucha y responde nuestras oraciones. Sabía que Jesucristo dió su vida por mi, para que yo no tuviera que sufrir un día por todo lo que había hecho mal. Sabía que Dios tenía un Plan para mi. Y sobretodo, sabía que las familias pueden ser eternas. Cuando pasé por el cuarto donde las novias se arreglan antes de su casamiento por la eternidad, sentí que yo quería un día estar ahí cambiándome, peinándome y pronta a sellarme con mi esposo por toda la eternidad, recordé el amor de Dios y todo lo que el había hecho por mi, y ahí comprendí que todo lo que tuviera que dejar, sean personas que no tenían los mismos sentimientos y metas que yo con respecto a Dios, ó un trabajo que no me dejaba ir a la Iglesia los domingos por la mañana, ó cualquier tema personal, valía la pena hacerlo. Porque sé y siento con todo mi corazón que esta Iglesia es verdadera. Y pude saberlo por medio de la Oración, yo sé que Dios nos escucha y nos responde. Y sé que por medio del bautismo podemos ser limpios nuevamente.

La manera en que vivo mi fe

Cuando cumplí 18 años me llamaron como maestra en la Guardería de la Iglesia. Cada domingo estaba con los más pequeños, hasta casi 4 años. Fue una experiencia muy hermosa, ya que ellos con su enorme inocencia y su amor me enseñaron muchas cosas. Las clases, las preparaba con mucho amor, colores, y cortas, para captar mejor su atención. Era una gran responsabilidad, pero a ellos les encantaba ir a su clase. Más adelante, servi siendo maestra de las mujeres más grandes, desde los 18 años en adelante. Fue una experiencia linda, ya que al principio me sentía rara, porque era muy jóven sentía que no tenía mucho que enseñar, pero gracias a la ayuda de Dios y Jesucristo, pude enseñar y también aprender de las experiencias de las mujeres a las que les enseñaba. También tuve una asignación en la música. En las reuniones solemos cantar himnos, así que yo era la encargada de elegirlos y también de dirigirlos para que todos comenzáramos al mismo tiempo. Fui misionera de barrio, que es algo así como encontrar personas, y ellas puedan aprender acerca de lo que creemos, y conocer más acerca de los mormones. Y ahora, tengo mi llamamiento para servir como misionera de tiempo completo. En un tiempo, ire a Brasil, Porto Alegre Norte, y estaré allá por el periodo de un año y medio. Me siento muy feliz ya que ayudaré a muchas personas a conocer esta Iglesia, la cual yo sé que es verdadera. También a conocer más a Jesucristo, a Dios y el Plan que ellos tienen para nosotros en ésta vida.