mormon.org Global
Brennen Dover: Artista, Fotógrafo, Misión, Hill Cumorah Pageant, Mormón.

Hola soy Brennen Dover

Acerca de mí

Fui nacido en el estado de Oregon en los Estados Unidos, y mi hogar es en Texas. Ahora, estoy sirviendo en el misión de Madrid España. Gradué de escuela secundaria en 2015 y he diferido mi admisión de la Universidad de Brigham Young. Jugaba lucha libre y era un parte de la Sociedad de Honor Nacional en escuela secundaria. En los años de escuela, yo aprendí donde debo poner mis prioridades: iglesia y familia son primeras, escuela es segunda, trabajo es tercero, y después deportes y otros intereses. Tenía que trabajar con rigor para que pudiera ser admitido de BYU. Dejé la oportunidad a trabajar más, y tener un trabajo mejor, porque escuela era una prioridad. Algo que hacía en los años entre escuela era el Hill Cumorah Pageant. Es una representación grande sobre la historia del Libro de Mormón, un libro que me encanta y me cambia. No solo tiene escenas de batallas, bolas de fuego, cañones de agua, cascadas, y barco con vela y mástil, pero también tiene el más fuerte sentimiento espiritual que he sentido. Especialmente en la escena cuando Jesucristo vino a las Américas después su resurrección. Fui bendecido con la oportunidad a ser una parte del reparto en los años de 2010 y 2012, y también una parte del equipo que construye el escenario grande encima del Cerro Cumorah, en los años de 2014 y 2015. Lo había fortalecerme y moldearme durante los años difíciles de escuela secundaria. Lo había prepararme a servir una misión, y para ser un buen ejemplo en todas los días que yo vivo.

Por qué soy mormón(a)

Fui nacido en una familia que son miembros de la iglesia. Algo que muchas personas no saben o no entienden, es que el nacer en una familia Mormona no significa que esta persona es convertido. Yo he aprendido que la conversión viene cuando una persona busca el conocimiento para el mismo, con toda su corazón, y hace eso con un corazón roto y espíritu contrito. No es una cosa que puede hacer en uno vez. No es un evento singular y está terminado, es un esfuerzo constante. Muchas personas personas tienen una realización grande, o una confirmación inmediata de la verdad de todos, pero no ha sido mi historia. Mi historia de conversión es un frasco grande de verdades, llenado uno guijarro a un tiempo. A veces sólo es incluso un grano de arena. Este frasco de mis garantías y verdades personales, es porqué soy mormón. Pues, qué es en mi frasco? Mi conocimiento del Libro de Mormón y las cosas que lo enseña, los enseñanzas de la Biblia, y los enseñanzas de los profetas y apóstoles hoy día. Estas cosas están allí en mi frasco porque he aplicado esas a mi vida. Yo tengo esas creencias no sólo para creer, pero también para hacer esas. En haciendo esas cosas, me esfuerzo a mejorarme, a alinear mi voluntad con él voluntad de Dios, para llegar a ser más como nuestro Salvador y Redentor, Jesucristo.

La manera en que vivo mi fe

Toda mi vida he guardado el mandamiento del santificar el día de reposo. El día de reposo ha existido desde el comienzo de tiempo, y de cuando Dios dio a Moisés los Díez Primeros Mandamientos. No trabajo los domingos, ni hago mi tarea los domingos. No importa cuando tengo muchas cosas de escuela mucho estrés, domingo es un día para adorar a Dios, y un día para fortalecerme. Yo mantengo un enfoque en Dios y mi salvador, Jesucristo. En un mundo de oposición creciente contra religión y moralidad, el día de reposo es un don, una oportunidad a reposar de los preocupaciones del mundo, dirigir a nuestro Padre en Cielo, ir la iglesia y tomar la Santa Cena, y dar gracias por las cosas que Él nos ha dado. Yo sacrifiqué mi sueño todo de los cuatro años de escuela secundaria para despertarme a las 5h en el temprano para ir al seminario a las 5:45h. Fue difícil, pero es necesario para jóvenes para que sean fuertes y valientes. Yo siempre mantengo un lenguaje limpio, que ayuda a personas, no uno que duele a otros. Yo amo mi Salvador y quiero mejorarme y llegar a ser más como Él. Cada prueba es una oportunidad a llegar a ser más como Él. Eso es porqué estamos aquí, para crecer y aprender, para llegar a ser más como mi Padre en Cielo y mi Salvador.