mormon.org Global
Daniela Moreira Turnbull: esposa, estudiante, mormona, Mormón.

Hola soy Daniela Moreira Turnbull

Acerca de mí

Nací y me crié en Mendoza, Argentina. Termine mis estudios secundarios y comencé la universidad para recibirme de Contador Publica Nacional. Me encanta los deportes, especialmente el fútbol. Me case en Agosto del 2013 y me selle a mi esposo en Agosto 2014 por la eternidad. Amo a mi pequeña familia y aun mas a mi esposo. He podido seguir con mis estudios en la universidad y progresar juntos como pareja. Soy miembro desde que nací prácticamente. Me sellé a mis padres en 1994 y desde ese momento siempre he pertenecido a la Iglesia.

Por qué soy mormón(a)

Al principio solo creí que era por costumbre, porque mis papas me llevaban, porque hacia mucho tiempo que iba, etc pero al ir creciendo comprendí que debía buscar la verdadera razón, asique comencé a estudiar las escrituras y a preguntarme qué sentía yo al escuchar el Evangelio, al estar en una clase, al leer un manual, al escuchar a el Profeta... Y logré comprender que realmente estoy aquí, en esta iglesia, porque el Evangelio es lo único que da respuesta a las preguntas de mi vida; el Plan de Salvación es lo que determina mi verdadero propósito en este mundo y que para eso vine. Cuando uno aprende a vivir con el Espíritu, realmente siente que esta viviendo, que no esta solo y que Dios nos ama. Dios vive y la comunicación con ÉL es real.

Historias personales

¿Por qué los mormones hacen historia familiar u obra genealógica?

Porque creemos en la Vida eterna, en la vida despeus de la muerte y concideramos que solo se puede lograr si vivimos en familia. Realizamos la Historia Familiar para buscar a todos nuestros antepasados y poder vivir luego con ellos

La manera en que vivo mi fe

He tenido varios llamamientos en mi barrio. He podido trabajar con personas adultas, con las Mujeres Jóvenes y actualmente con los niños de la Primaria. Es hermoso poder ver crecer a los niños con el Evangelio, su entendimiento de este plan es mucho mas puro y simple que el que los adultos poseemos; realmente podemos cumplir con lo que nuestro Padre nos dice y llegar a ser como niños pequeños.