mormon.org Global
David Prado: musica, estudiante, misionero, Mormón.

Hola soy David Prado

Acerca de mí

Me encanta la música, estudio música desde los 8 años, empecé con la guitarra y también canto, después un poco de piano. Soy el hermano mayor en mi familia y aveces puede ser un poco difícil, se pierde un poco la paciencia pero he aprendido que nadie es perfecto y que debemos tratarnos con amor. Soy misionero tiempo completo y me encanta.

Por qué soy mormón(a)

Soy Mormon porque he visto los frutos que el conocimiento y testimonio de este evangelio restaurado ha traído a mi vida en la vida de las personas con las que comparto esta creencia. Sigo aquí por mi testimonio de Jesucristo y de su expiación y de cómo puedo tener acceso a todas las bendiciones que su sacrificio me proporciona. De igual manera, mi testimonio del evangelio restaurado a través de el profeta José Smith me ayuda al saber que solo aquí puedo recibir todas las bendiciones de un Padre Celestial amoros, en especial la vida eterna. En mi corta vida he visto cuanto gozo este evangelio trae a mi vida y me da alegría compartirlo con otros. Y no hay duda en mi corazón de que esta es la iglesia de Jesucristo. El ver que otras personas también siente este gozo que yo siento me fortalece.

Historias personales

¿Qué está haciendo para ayudar a fortalecer a su familia y hacer que tenga éxito?

Siempre somos un ejemplo para las personas, y cuando ellos ven que nosotros hacemos lo correcto, se dan cuenta de que ellos también deben hacerlo. El servir en una misión de tiempo completo me ha abierto los ojos a cosas que quizá entendía de otra manera y se que al leer las escrituras podemos aprender a como ser mas como Cristo y al invitar a mi familia y al hacerlo me he dado cuenta de como nuestra familia se une más y más.

La manera en que vivo mi fe

Al extender mi mano a otros y compartir el gozo que he recibido en este evangelio, siento paz y seguridad de lo que creo. El ir a la iglesia cada semana y tener la oportunidad de recordar lo que Jesucristo hizo por mí me ayuda a tener un buen inicio de semana y saber que estoy en el camino correcto. El ser un misionero ha sido una oportunidad sin comparación, he podido poner mi fe al máximo en ocaciones, he tenido que orar y estudiar para fortalecer mi testimonio y el de otros. La mejor manera en la que vivo mi fe es al compartir mi gozo con otros, al servirles y ayudarles a obtener el conocimiento que yo tengo.