mormon.org Global
Eugenia: Fe en Jesucrito, Libro de Mormon, amigos, Testimonio, Templo, Enseñar, Mormón.

Hola soy Eugenia

Acerca de mí

Termine la secundaria a los 17 años, y me mude a otra ciudad para poder estudiar lo que realmente quería, ya que en mi ciudad no estaba la carrera. Fue difícil al principio, pero gracias a los buenos amigos que encontré dentro de la iglesia, me ayudaron a continuar con mis planes y a poder realmente vivir el evangelio en mi vida. Soy la menor en mi familia, mi hermano y mi hermana mayor están casados, y actualmente tengo una hermana que está sirviendo en una misión en Peru. A los 16 años viaje con una amiga a Estados Unidos, y entre los distintos Estados que estuvimos mi favorito fue California. Soy de una familia que le gusta mucho los deportes, especialmente el voley, yo no soy muy buena jugando, pero me gusta un monto. También me gusta nadar, skiing, y me gusta mucho viajar.

Por qué soy mormón(a)

Soy miembro de La iglesia de JESUCRISTO de los Santos de los ultimas días desde que nací. Un amigo de mi abuelo materno, fue quien le hizo llegar de la existencia de la iglesia a el y a su familia, ya que en aquellos tiempo era muy reciente la iglesia en mi ciudad. Mi abuelo David nunca se bautizo en la iglesia, pero permitió que su esposa y sus hijos asistieran a ella, porque el sabia que era buena y un lindo camino para que ellos crecieran. Y mi mama le hizo conocer el evangelio a mi papa, y en el transcurso de 8 años el se bautizo, se casaron en el registro civil para estar unidos aquí en la tierra, y en el santo TEMPLO para estar juntos para toda la ETERNIDAD. Yo me bautice a los 8 años, y de a poquito mi testimonio fue creciendo a medida que yo lo hacia. Pude empezar a brillar por mi propia luz cuando empece a vivir sola, y sabia que tenia mayores responsabilidades, y que ir a la iglesia pasaba por mi propia voluntad y fe. Gracias a mi familia y a mis buenas amigas, me han ayudado a fortalecer mi testimonio, crecer y andar por la vida con fe en Jesucristo. SOY MORMONA NO SOLO PORQUE ME BAUTICÉ EN LA IGLESIA Y VAYA TODOS DOMINGO A ELLA Y USE FALDAS LARGAS, SINO PORQUE PROMETÍ A MI PADRE CELESTIAL GUARDAR SUS MANDAMIENTOS Y RECORDARLE SIEMPRE,; SER MIEMBRO DE LA IGLESIA ME HACE FELIZ Y DIFERENTE A LAS MUJERES DEL MUNDO.

La manera en que vivo mi fe

Tengo la oportunidad de ser la maestra de los niños mas pequeñitos (18 meses a 3 años) dentro de la iglesia. Es una experiencia hermosa poder ayudar de esta forma, y que los pequeñitos conozcan mas sobre Jesucristo y sus creaciones, me encanta enseñarles y poder demostrar mi amor por ellos. Desde otro punto de vista es hermoso también, porque ambos aprendemos, ellos mediante las clases y yo preparando la clase. Ellos me han ayudado a poder desarrollar mi paciencia y amor, también así, a prestar mas atención en el modo de enseñarle. También con una amiga vamos a visitar a otras jóvenes para saber como están y poder ayudarle en lo que ellas necesiten, y aprovechamos para compartirle un mensaje de a Iglesia. Hemos tenido experiencias hermosas y poder sentir el Espíritu Santo tan fuerte en muchas de ellas. Voy a la iglesia cada domingo para tomar la Santa Cena y participar de las distintas clases. Y por las tarde de los Domingo, en lo posible, acompaño a las misioneras de mi barrio para ayudarle a compartir el Evangelio. Me encanta poder hacerlo y ayudarle en esto; y es mi deseo, que dentro de un tiempo, pueda salir a hacer una misión como ellas, de tiempo completo. Casi siempre, los Viernes en la noche de cada semana, se organizan bailes en la iglesia para los y las Jóvenes Adultos solteros (18 a 30 años), en los que juntos pasamos un agradable momento bailando y conociendo a nuevas personas. También una de las tantas manera en la que vivo el evangelio es haciendo Mi Progreso Personal, que es un manual pequeño que se les dan a las jovencitas, para que nosotras mediante un seguimiento de ciertos pasos y metas, podamos llegar a conocer mas a Jesucristo y de saber que somos Hijas de Dios y que el nos AMA. Con el propósito de ser mujeres virtuosas, y prepararnos para el hogar y la familia También vivo mi fe, leyendo de las Santas Escrituras, especialmente el Libro de Mormón y otros libros de la iglesia.