mormon.org Global
Andrea: Fe, Alegría, Servicio, Mormón.

Hola soy Andrea

Acerca de mí

Actualmente estudió la carera de Ingeniería Química Industrial, soy una persona que disfruta mucho hacer deporte, cantar y tener muchos amigos. Estoy a punto de servir en una misión de tiempo completo he sido llamada para iniciarla y me siento muy agradecida por esa bendición que se me ha dado tengo una familia a la que amo y grandes amigos con los cuales compartir momentos buenos y de felicidad dentro de la iglesia siempre con los principios con los que hemos sido educados. Me gusta compartir de las bendiciones que recibo y enseñar el evangelio a aquellas personas que no lo conocen; amo el llamamiento que actualmente tengo y me encanta prestar servicio dentro y fuera de la Iglesia.

Por qué soy mormón(a)

Soy mormona porque se son ningún duda que este es el Evangelio Restaurado aquí en la tierra por que se que no hay ningún otro que contenga las enseñanzas que este contiene y todas las verdades que aquí se nos enseñan. Soy mormona porque es algo que me llena completamente porque no hay cosa o lugar alguno que haga que mi corazón rebose de alegría y traiga paz y calma a mi corazón viviendo cada principio del evangelio. Tengo un testimonio muy fuerte de la oración, se que es un medio muy eficaz mediante el cual podemos comunicarnos con Dios y se que el escucha atentamente cada una de nuestras oraciones; testifico de vivir la ley del diezmo es un mandamiento que trae grandes bendiciones a nuestra vida incluso se que nos puede ir bien económicamente cuando vivimos con esta ley. Cada uno de nosotros tiene dificultades, penas, momentos de dolor y tristeza pero de que el evangelio trae las buenas nuevas de gran gozo para hacer que toda esas cargas tan pesadas en nuestra vida sean ligeras y logremos aquello por lo que luchamos. Dios nos ayudará, hará de nuestras debilidades fortalezas y de nuestros caminos pesados senderos de felicidad.

La manera en que vivo mi fe

El llamamiento que tengo actualmente me ha ayuda a crecer junto con las personas que enseño ya que me encuentro dentro de la Primaria de mi barrio sirviendo como primer consejera en esta organización, he aprendido a amar a los niños, a ser paciente y bondadosa, cada vez que los veo ellos muestran ciertas cualidades que nos motivan a ser como ellos tal como Jesucristo: sumisos, mandos, pacientes, llenos de amor y dispuestos a someterse a la voluntad de su Padre. Admiro la fe con la que ellos saben con certeza que están en la verdad esa fe con la que saben que hay un Dios y que los ama y que verdaderamente son hijos suyos. El llamado a servir en un misión es otra gran bendición en mi vida, en el transcurso de este proceso he aprendido más a cerca de Nuestro Padre Celestial y Jesucristo de su gran amor por todos nosotros y se que ellos viven y están cerca de cada uno atendiendo nuestras necesidades en su debido tiempo y de acuerdo a su voluntad, se que no hay manera de llegar nuevamente a ellos si no por medio de la rectitud y la perseverancia.