mormon.org Global
Stephany Aguilar: Mormón.

Hola soy Stephany Aguilar

Acerca de mí

Hola a todos, soy miembro de la Iglesia desde que soy bebé. Nací dentro del convenio, es decir que mis padres se casaron siendo ya miembros SUD. El año pasado terminé de estudiar inglés y también estudie unos cursos en preparación para mi futura carrera universitaria. Digo futura, pues primero me iré a la misión (en Marzo) y el próximo año que retorné estudiaré una carrera universitaria. Me gradué de seminarios, recibí mi medallón de la mujer virtuosa y actualmente soy asesora de laureles en mi barrio, aquí en Perú. Me gusta leer las escrituras, escuchar música y bailar mucho. Amo al Salvador y siempre trato de seguir su ejemplo. Amo también pasar tiempo con mi familia y los quiero mucho. Siento que son como un regalo en mi vida.

Por qué soy mormón(a)

Sigo siendo SUD pues siento que sin este evangelio hermoso tendría un gran vacío dentro de mi ser. Saber que soy una hija especial y amada de mi Padre Celestial me ayuda a siempre querer mejorar. Gracias al plan de salvación vivo feliz y se que algún día viviré por siempre junto a mi Padre Celestial, pero lo mas lindo es que viviré junto con mi futura familia e hijos por las eternidades. Gracias al arrepentimiento y al sacrificio expiatorio de Jesucristo, se que si peco puedo volver a ser limpia y vivir en paz ya que me arrepentí y puedo empezar todo de nuevo. Yo se que esta iglesia es verdadera y que el Libro de Mormón realmente cambia vidas. Este libro cambio mi vida y la sigue bendiciendo cada día. Allí encuentro todas las respuestas que necesito y así vivo feliz progresando mas y seguiendo el ejemplo de Cristo.

La manera en que vivo mi fe

Tengo un llamamiento como asesora de laureles en mi barrio. Me gusta mucho servir, y una forma excelente de servir es siendo maestra de las mujeres jóvenes. Este llamamiento me ha ayudado mucho en mi vida, pues antes tenía mucho pánico de hablar frente a muchas personas, y ahora puedo hablar ante muchas personas con naturalidad. Este llamamiento me fortalece cada vez mas. He llegado a aprender cosas de el evangelio que me sirven en mi vida cotidiana y puedo decir que me siento bendecida y agradecida por esta gran oportunidad que Dios me dio para servirle. Amo mas al Salvador y siento que con este llamamiento lo llego a conocer cada vez mas.