mormon.org Global
Lorianne: médico, música, esposa, madre, bodas, Mormón.

Hola soy Lorianne

Acerca de mí

Soy dominicana, me casé con mi esposo, que es hondureño, en abril del 2013. Nos conocimos en el Instituto de Religión, pero hablamos por primera vez cuando él visitó un amigo en mi barrio, y después de ese día, fuimos inseparables. Aunque hemos atravesado algunos desafíos, nuestro matrimonio ha sido maravilloso. Ahora estamos esperando un bebé y estamos muy emocionados porque será el primero de la segunda generación en el Evangelio, tanto en mi familia como en la de él. Además de ser esposa, soy médico recién graduada y trabajo en el consultorio de mi padre, que también es médico. Y no puedo vivir sin música, toco el piano y canto, es parte de mí. También en mi tiempo libre tengo un blog que ayuda a novias con ideas para su boda que sigan las normas de la Iglesia.

Por qué soy mormón(a)

Soy bendecida porque mis padres se bautizaron en la Iglesia cuando yo tenía solo un año de edad, así que tuve la oportunidad de conocer las verdades del Evangelio a temprana edad. Sé que mi vida no sería tan feliz si no hubiera permanecido en el Evangelio hasta hoy, y no puedo negar el amor que Jesucristo tiene por mí.

Historias personales

¿De qué manera pueden sus propios talentos y dones bendecir a otras personas?

Gracias a las clases de piano que impartía en el Instituto de Religión muchos jóvenes conocieron la Iglesia y se interesaron por los mensajes de los himnos. Además a través de la música ayudo a los niños a que aprendan la doctrina para toda su vida.

La manera en que vivo mi fe

Me encantan las canciones de la Primaria, son parte de mi vida desde que soy niña, las canto todos los días a mi bebé que nacerá, esa es mi forma de comenzar a enseñarle el Evangelio y a escoger lo correcto. Me gusta ayudar a la gente. Daba clases de piano en el Instituto de Religión a jóvenes adultos solteros para que pudieran ayudar en sus barrios con la música, ya que en mi país no es común que haya un pianista en cada barrio. Mi esposo y yo siempre estamos buscando formas de ayudar a alguien cada día y tratamos a todo el mundo con el mismo respeto, no importa cuál sea su oficio, raza o condición física, todos son bienvenidos en nuestro hogar.