mormon.org Global
Hal: Mormón.

Hola soy Hal

Acerca de mí

Me gusta leer, ver películas y salir con mi familia. Me gustan mucho los Idiomas y por eso quiero trabajar enseñando o traduciendo idiomas en un futuro. Mi familia es lo más importante para mi y la doctrina de la iglesia me hace sabe que si nos esforzamos como familia, podremos estar juntos después de esta vida.

Por qué soy mormón(a)

Soy mormona por que el evangelio cambio mi vida y ahora soy feliz. El vivir a la manera del señor hace mi vida más fácil. Mi familia y yo estábamos pasando por una etapa de desunión y problemas tanto de salud como morales. Estaba tomando muchas malas decisiones y las consecuencias eran cada vez peores. De repente dejamos que los misioneros entraran a nuestra casa, puesto que algunos de nuestros familiares eran mormones en ese entonces. Ellos nos visitaban mucho y respondían nuestras dudas referente a Dios. Antes de irse siempre pedían que preguntáramos a Dios para saber que su mensaje era verdadero y yo no había sentido la necesidad hasta que ellos me invitaron a tomar un bautismo. Pronto llegaría la fecha de mi bautismo y yo les dije que que no lo haría amenos que estuviera completamente segura y sabía que para ello habría de preguntar y recibir una respuesta. Un día antes de mi bautismo decidí orar, pero tenía miedo por que nunca antes lo había hecho. Tuve fe en lo que los misioneros me había dicho y entonces pregunte si su mensaje era verdadero y si era bueno tomar un bautismo. Y mientras seguía orando recibí la respuesta como una voz en mi cabeza que me decía que esto era correcto y fue tan firme que no tuve duda. Actualmente después de 4 años, no me arrepiento de esa decisión que ha cambiado mi vida para bien y me ha hecho inmensamente feliz. Pase lo que pase, diga lo que diga la gente, yo se que Jesucristo es real y lo se por que es igual que el amor, no podemos verlo pero si podemos sentirlo; y esa noche hace 4 años el Espíritu Santo me lo testifico. Y por eso soy mormona.

La manera en que vivo mi fe

Me gusta mucho asistir a la Iglesia, las personas allá son como tu familia. He sido llamada a trabajar con Jóvenes Adultos Solteros, nosotros organizamos actividades recreativas, de servicio, espirituales y de convivencia. Es bueno saber que podemos divertirnos sin dañar nuestros cuerpos o hacer cosas malas. El estudiar las escrituras en la Iglesia, dentro de programas como el de Instituto o seminario que es para los jóvenes, me ayuda a ser valiente y vivir como el señor enseño.