mormon.org Global
Mariana: Arte, Cultura, Música, Mar, Arrepentimiento, Fe, Mormón.

Hola soy Mariana

Acerca de mí

Me interesa mucho el arte y la cultura, amo la música y no puedo estar sin ella. Actualmente tengo un "trabajo normal" esos de oficina o de "godinez" o como gusten llamarlo en el cual debo estar mínimo 8hrs. máximo hasta el trabajo del día se acabe; al mismo tiempo lo alterno con 2 pasiones que descubrí. Soy Manager de bandas de rock y hago radio. La lectura es mi quehacer de cada día (también es novedad) y cuando tengo oportunidad juego basquetbol, me gusta ver y escuchar música en vivo. Intento escribir consecuencia gracias a la lectura. Me encantan los problemas y que la gente deguste de hablar de mí sea para bien o mal (su mal).

Por qué soy mormón(a)

Conocí la iglesia hace mucho años atrás después de haberme bautizado y lo digo por mis padre, sin embargo, cuando me cambie de casa justo el 6to. año de primaria una amiga no fue a "misa" (sí era católica nunca de hueso colorado como mi madre lo era en aquel tiempo)... bueno después esa amiga me invito a una actividad y pues me gusto e hice una cita con los misioneros sin consultar a mi padres (yo tenía 11 años). Mi sorpresa fue darme cuenta que a mi Padre le agradaba aunque a mí madre no tanto la onda es que nos bautizamos hace 16 años y después nos sellamos como familia eterna.

La manera en que vivo mi fe

Soy una chica que ha ido por la vida en búsqueda de la verdad, estuve inactiva como por 7 años y regrese de nuevo porque durante mi camino me di cuenta que yo sabía una verdad inamovible. Aprendí que no puedo agarrarme de la fe de otros para sustentar la mía, decidí arrepentirme y volver al redil del que nunca tuve que haberme ido porque, sí, sufrí mucho. Ahora persevero cada día y sin cansancio para pulir mi testimonio. Puedo decir desde el corazón que mi vida ha cambio más de lo que esperaba y que sino era buena ahora lo soy, pero ahora solo quiero ser mejor ante la vista del los Señores de cielos. Amo la ser SUD y disfruto mucho poder ayudar a otros. Sé que soy hija de Dios que me ama y que ha sido misericordioso conmigo y con los míos. No puedo más que estar infinitamente agradecida con Mi Padre Celestial en el nombre de Jesucristo. Amén.