mormon.org Global
Rosana Idali: Químico, Familia, Conversión, Templo, Ciencia, Amor, Mormón.

Hola soy Rosana Idali

Acerca de mí

El conocimiento y la integridad son valores fundamentales en la vida. Me gusta bailar folclor mexicano, leer, asistir a la Iglesia y me encanta vivir el evangelio por que al hacerlo encuentro felicidad y paz. Al estudiar mi carrera profesional, mientras conocía la complejidad del ser humano, los elementos, la genética, confirmaba cada día que todo lo que somos y nos rodea fue creado por un ser superior, Dios. Me gusta descubrir cada día en mi trabajo las bondades de la naturaleza y el saber que fue creado para nuestro beneficio aquí en la tierra. Hace poco cumplí mi meta de entrar al Templo y me llena de gozo el haberlo logrado y el poder unirme por la eternidad con un hombre digno me ayuda a esforzarme más por ser una digna hija de mi Padre Celestial, se que me ama y que cada prueba que tenemos en el trascurso de nuestra vida son para fortalecernos.

Por qué soy mormón(a)

Agradezco mucho que mis padres desde jóvenes hayan aceptado el evangelio, gracias a eso yo he crecido dentro la Iglesia pero logré adquirir mi testimonio por mis experiencias y el conocimiento del evangelio al orar y preguntar al Señor. Recuerdo que cuando tenía 8 años al bautizarme no comprendía del todo las cosas, pero recuerdo el sentimiento de paz y calidez en el pecho al ser bautizada por mi Papá. Al crecer en un hogar centrado en las normas y mandamientos de la Iglesia me ha ayudado a ser quien soy ahora. He leído el Libro de Mormón y tuve la confirmación por medio de oración y se que es verdadero, las escrituras están llenas de respuestas. Las palabras de los profetas nos ayudan a adquirir mayor conocimiento y así fortalecer nuestro testimonio, recuerdo mucho en una reunión general de las mujeres jóvenes en la cual el Presidente Henry B. Eyring dio un mensaje, en un momento, sus ojos se llenaron de lagrimas al expresar su preocupación por la juventud, sentí un profundo agradecimiento por estar en la Iglesia verdadera, por tener lideres que se preocupan por cada uno de nosotros y ayudar a que nos mantengamos por el sendero correcto, sé que son llamados por Dios y Él en su infinito amor y preocupación por nosotros mando a su hijo Jesucristo a efectuar la Expiación.

La manera en que vivo mi fe

El poder desarrollar nuestras aptitudes en los llamamientos o asignaciones que tenemos en la Iglesia, es maravilloso, y me encanta aprender cada domingo sobre Nuestro Padre Celestial y Jesucristo. Para mí es fundamental estar alerta para conocer a quién debo servir, somos instrumentos en las manos del Señor y valoro mucho las oportunidades que tengo de servir a los demás. Hace poco me sellé en el Templo con joven digno al que amo y me ha ayudado a progresar, durante el tiempo que esperaba el día para poder entrar al Templo tuve muchos desafíos y pruebas constantes, pero al tener la firme convicción de alcanzar mi meta logré superarlas, por medio de oración, fe y al comprometerme a vivir el evangelio. El gozo que siento al vivir evangelio para poder ser digna de entrar en ese santo lugar y cumplir la meta que me he propuesto desde pequeña, lo he logrado y se que aún tendré muchos desafíos pero sé que me harán ser mejor hija de Dios y fortalecerán mis cimientos de Fe para no caer, ni desviarme del camino hacia la exaltación.