mormon.org Global
Brisell Ortiz :): Feliz, Mormón, Estudiante, Aspiraciones, Metas, Ser mujer virtuosa, Mormón.

Hola soy Brisell Ortiz :)

Acerca de mí

Adoro la escuela, mi familia, salir a caminar en una tarde soleada con audífonos y maravillosa música, y mi progreso personal. Actualmente la más grande de mis metas es prepararme tanto espiritual como secularmente para poder llegar a ser digna de un ex-misionero con cualidades magníficas y poder formar una hermosa familia eterna. También considero importante llevar acabo una buena formación académica para ''Enseñaos diligentemente, y mi gracia os acompañará, para que seáis más perfectamente instruidos en teoría, en principio, en doctrina, en la ley del evangelio, en todas las cosas que pertenecen al reino de Dios, que os conviene comprender,... A fin de que estéis preparados en todas las cosas, cuando de nuevo os envíe a magnificar el llamamiento al cual os he nombrado y la misión con la que os he comisionado". [DyC 88: 78-80].

Por qué soy mormón(a)

Antes de ser miembro de la Iglesia de Jesucristo de los santos de los últimos días, yo no tenía una vida normal, pero eso lo descubrí hasta que conocí los verdaderos propósitos que tenemos que cumplir, antes vivía nerviosa y sin saber lo que más tarde sucedería... ahora que lo sé, y que sé que si ante cualquier situación ponemos toda nuestra fe en manos del Padre, todo saldrá bien... Cada vez va creciendo más mi testimonio sobre Jesucristo, me siento muy afortunada por el hecho de que haya conocida el Evangelio. Me encanta ser Mormón.

La manera en que vivo mi fe

Llevo 4 años siendo miembro de la Iglesia, cuando cumplí tres años de ser miembro, dejé de asistir, satanás se había apoderado de mi... Un día los Elderes de mi barrio tocaron mi puerta y a mi y a mi familia comenzaron a darnos recordatorios de nuestra misión aquí en la tierra, y ellos me hicieron tener nuevamente ese enorme deseo de querer volver y hacer las cosas a la manera del padre. Ahora, gracias a ellos tengo nuevamente esa oportunidad de volver a la presencia de Nuestro Padre Celestial.