mormon.org Global
Karen: Eslovaquia, Brasil, maestra, Guatemala, trotamundos, amor, Mormón.

Hola soy Karen

Acerca de mí

Nací en Guatemala, pero desde pequeña he amado viajar al igual que mis padres. Hace pocos meses regresé de Eslovaquia, donde viví por dos años estudiando una maestría. Fue una experiencia inolvidable que me permitio conocer a increibles personas, lugares, conocerme a mí misma y estar más cerca de mi Padre Celestial. Amo a mi familia, son mi tesoro más grande! Tengo dos hermanas, un hermano y un perro llamado Vikingo. Junto a mis papás amamos pasar el tiempo juntos, comer juntes, bailar juntos, viajar juntos, divertirnos juntos y tener aventuras juntos. Soy maestra, amo enseñar y leer libros a los niños. He sido maestra por más de ocho años, he ensañado a alumnos de todas edades, desde el Kinder hasta la Universidad. Hace unos años atrás, junto a mis hermanas creamos una biblioteca infantil para niños de escasos recursos en una de las áreas más violentas de Guatemala. Ha sido una de las experiencias que más ha llenado mi corazón. Pronto partiré a Brasil, ha serivir una misión de tiempo completo. Quisiera que los días pasaran volando y poder estar allí, predicando el evangelio a todos!

Por qué soy mormón(a)

Soy mormana, no porque mis padres me dijieron que era esto lo que debía creer. Soy mormona porque luego de una busqueda de más de 10 años volví a redescubrir que cada vez que estoy más cerca de mi Padre Celestial, las bendiciones caen como lluvia sobre mis hombros, la felicidad invade mi vida y la de mi familia. Soy mormona, porque he experimentado que es estar sin el evangelio en mi vida y nunca volvería a esa época donde no era feliz y no lograba entender la razón. Soy mormona, porque creo con todo mi corazón que esta es la iglesia que Jesucristo establecio, porque creo que el Libro de Mormón es un libro proveniente de bocas de profetas, traducido por el joven José Smith. Soy mormona porque sé que mi Padre Celestial me ama y estoy orgullosa de ser su hija.

La manera en que vivo mi fe

Me encanta ser mormona, hace mi vida tan feliz, por eso siempre comparto con mis amigos sobre mis creencias y mi fe. Nunca he encontrado a una persona que me critique por lo que creo, solo increibles amigos que apoyan a la persona que soy. Durante los años que viví en Eslovaquia, aprendí el gran valor de la obra misional en paises donde nuestra fe no es conocida y como la vida de una persona puede cambiar con el Evangelio. En nuestra pequeña rama de 10 personas (4 de ellos misioneros) siempre nos preocupabamos uno del otro, eramos una pequeña familia. Durante el verano pasaba casi todos los días con los misioneros, a veces compartiendo el evangelio, otras aprendiendo las charlas, otras contactando, otras comiendo haluski con Kofola y cada domingo por la tarde todos nos reuniamos para nuestro especial almuerzo familiar. De vuelta a Guatemala he podido aprender mucho más. Soy miembro del Consejo de Jovenes Adultos Solteros (JAS), donde vemos las necesidades de los jovenes de nuestra región para poder ayudarlos, organizamos fiestas, actividades, capacitaciones, etc. Los domingos doy escuela dominical a jóvenes de 14 a 17 años, ellos son fabulosos! Pronto estaré apoyando como consejera de campamento para jovencitos menores de 18 años. Mi hermanita estará participando en el campamento, ambas estamos emocionadas de esta aventura que durará una semana. El Evangelio ha cambiado mi vida y me ha hecho tan feliz que deseo compartir con todas las personas el secreto de esa felicidad que no he logrado encontrar en ningún otro lugar. Es por eso que a mis 26 años decidí aplicar para servir una misión de 18 meses. He recibido mi llamamiento, donde obtuve la noticia y bendición que fui llamada a prestar servicio en la Misión Brasil Cuiabá. Todos los días trato de preparme física, emocional, profesional y espiritualmente para tan gran privilegio de ser representate de Jesucristo en un país de milagros como lo es Brasil.