mormon.org Global
Melissa Chempén: familia, feliz, sonreir, servicio, fe, amor, Mormón.

Hola soy Melissa Chempén

Acerca de mí

Soy una joven de 19 años de edad, soy Peruana y amo pasar momentos de calidad con mi familia y amigos, jugar y conversar, divertirme mucho, bailar y tener siempre una sonrisa en todo momento. Estudio Gestión Empresarial, estudio en una universidad y al mismo tiempo complemento mi educación con idiomas y con los institutos de religion universitarios, tengo una familia muy linda y los amo mucho. Me gustan algunos deportes aunque no soy muy buena en todos ellos, pero siempre logro disfrutarlos.

Por qué soy mormón(a)

Soy mormona, lo sé, lo vivo y me encanta!! Soy una miembro de la Iglesia de Jesucristo de los santos de los últimos días porque solo aquí siento que estoy en la verdad y ser parte de ella y conocer este maravilloso evangelio me hace extremadamente feliz. Desde que me bautice siempre he visto aquí los mejores ejemplos de bondad, amor y caridad, aun con la imperfección de los hombres, que como personas tenemos el derecho de cometer errores, siempre sentí que nuestros errores no serían juzgados y que siempre recibiríamos la guía necesaria para no volver a hacerlos más Sé y siento que el ejemplo para cada uno de nosotros es lo más importante y es eso lo que encontré con el evangelio de Jesucristo, sé y siento que desde ese momento, mis hermanos en el evangelio se preocuparon mucho por darme el mejor ejemplo y me instaron a serlo para con los demás. A ser una luz que brille entre las tinieblas y que pueda iluminar la vida de los demás. Soy muy muy feliz siendo una miembro de la iglesia porque tengo un testimonio muy grande del amor de nuestro Salvador y que gracias El podremos volver de nuevo a la presencia de Nuestro Padre Celestial, junto con nuestras familias y con aquellas personas a quienes amamos, sé que nuestra vida no termina aquí y mis metas y mis acciones, desde el momento en el que pude entender este maravilloso plan, se centran en buscar esos tesoros del cielo que solo se encuentran al estar al servicio de los demás. Desde que conocí la iglesia escuché en todo momento "Ser mormón es ser feliz" Y mis amigos, mis familiares y aquellos jovencitos, misioneros de la iglesia que un día llegaron a mi hogar para llenarlo de felicidad con sus lindas sonrisas me lo demostraron. Amo este envangelio con todo mi corazón y para mí es lo más valioso que tengo en la vida. sin ninguna duda sé que Jesucristo la dirige por medio de hombres dignos que tienen el poder y autoridad para actuar en su nombre :)

La manera en que vivo mi fe

Vivo mi fe tratando de ser mejor cada día, siempre trato de tener la mejor actitud frente a cualquier situación. Sé realmente que la fe es muy importante, pero también sé que nuestra fe debe verse complementada con nuestras obras. Sé que si deseamos ser felices debemos hacer felices a los demás, porque una sonrisa en el rostro de aquella persona que podamos ayudar siempre valdrá la pena. He sido bendecida con llamamientos dentro de la Iglesia que me han permitido fortalecer mi fe así como también ayudar a fortalecer a los demás, particularmente a las jovencitas de mi edad o menores que yo. Siempre tengo en mente de que "cuando nosotros deseamos ayudar a los demás, finalmente somos nosotros los que más nos ayudamos" porque el amor que desarrollamos y la alegría que sentimos en esos momentos son tesoritos realmente invaluables. Me hace muy feliz, al mismo tiempo, poder ser una maestra visitante de aquellas hermanitas miembros de mi barrio, puedo sentir mucho amor hacia ellas y siento que nuestro Padre Celestial transmite mucho amor mediante ellas, porque ellas siempre expresan su preocupación por cada una de nosotras y siempre estan velando por nuestro bienestar. Es eso lo que me hacen sentir y lo que yo trato de hacer sentir a las personas que conozco. Es importante para mi el poder compartir y testificar de que cada persona en el mundo es realmente valiosa para nuestro Padre Celestial, saberlo y sentirlo con todo el corazón a cambiado mi forma de ver el mundo y hace que pueda saber lo realmente valiosa e importante que soy :) Estas cosas, finalmente,me llevan a tratar de ser un buen ejemplo para los demás, porque sé que muchas personas ven mis actitudes, mi forma de vestir, mi lenguaje y todas aquellas cosas que logran decir mucho de una persona. El tener el evangelio en mi vida me ayuda en todos estos aspectos porque sé que siempre debo tratar de hacer y dar lo mejor de mí porque siempre debo recordar la forma en la que yo actuaría con Jesús a mi lado.