mormon.org Global
Máximo Olivera: Mormón.

Hola soy Máximo Olivera

Acerca de mí

Me gusta la música, los deportes, leer, los animales (la naturaleza en general) y trato de pasar el mayor tiempo posible con mi familia. Me encanta escribir, sobre todo cuentos cortos y poesía. Soy papá de un niño de 10 años. Hace 14 años que estoy casado. Estudié en la Escuela Militar de Aeronáutica. Doy clases de Historia Nacional y toco en un grupo musical.

Por qué soy mormón(a)

Conocí la Iglesia a través de los Misioneros y poco a poco fui conociendo la gran obra que es. Descubrí que solo con Jesucristo a la cabeza de la misma podría llevarse a cabo tan magnífica otra. Así fui conociendo a las personas que concurren a la Iglesia, luego de haber vivido en varios Barrios con lo cual pude conocer a mucha gente diferente, pude ver que el Evangelio cambia al individuo y lo vuelve una mejor persona. Vi grandes milagros también en mi vida pero preferiría reservarlo porque lo considero muy sagrado. De esta forma mi testimonio fue creciendo poco a poco hasta saber por mí mismo que esta obra es verdadera y ya no poder negarlo. Fue así que el Evangelio se tornó el centro de mi vida, haciendo más feliz mi vida familiar, llenándome de esperanza y de amor por los demás, convirtiéndonos en personas más sanas y bondadosas. Yo nunca había sentido tanto amor por Jesucristo y su infinita expiación hasta que comencé a adquirir un mayor conocimiento sobre El y una comprensión más profunda de su misión aquí en la tierra. He aprendido que no es suficiente con hacer buenas obras por un tiempo y mucho menos si no se tiene un corazón sincero y bien dispuesto, sino que se debe perseverar hasta el fin, "siguiendo adelante con firmeza en Cristo, teniendo un fulgor perfecto de esperanza y amor por Dios y por todos los hombres" (2 Nefi 31:20). Recién entonces surtirá efecto la expiación de nuestro Salvador. Lo más valioso que poseo es mi testimonio y quiero compartirlo con todos, de que sé que Jesucristo vive, que esta es su obra y su única Iglesia sobre la tierra, en la cual se llevan a cabo las ordenanzas salvadoras por esta vida y por toda la eternidad. Mi pasado fue igual de pecaminoso que la gran mayoría de las personas, sin embargo pude sentir por medio del Espíritu Santo que, como dice en Isaías 1:18: aunque vuestros pecados sean como la grana, como la nieve serán emblanquecidos; aunque sean rojos como el carmesí, vendrán a ser como blanca lana.

La manera en que vivo mi fe

Soy miembro de la Iglesia hace 14 años y me encanta participar en las actividades que se realizan, como por ejemplo el prestar servicio pintando una escuelita, limpiando un parque, etc. He servido en diferentes llamamientos tales como Secretario de Barrio, Consejero de la Presidencia del Quórum de Elderes y también Presidente del Quórum de Elderes, Consejero de Hombres Jóvenes, entre otros. Además soy Maestro Orientador lo cual me ha dado magníficas experiencias espirituales.