mormon.org Global
María Paula Jacinto Elías: Estudiante, Buena amiga, JAS, Mormona, Misionera, Hija de Dios, Mormón.

Hola soy María Paula Jacinto Elías

Acerca de mí

A lo largo de los años he ido obteniendo un fuerte testimonio del evangelio de Jesucristo y de sus enseñanzas en su iglesia. Debido a esto me preparé para servir en una misión y ahora me encuentro sirviendo en la misión Mendoza, Argentina. En mis 12 años de miembro he tenido dificultades y muchas bendiciones, pero nada de ello se compara con las bendiciones que Dios me está brindando por serle obediente y trabajar en su obra. Soy feliz de dedicarle 18 meses de mi vida al Señor, de poder llevar su evangelio a más personas en el mundo, sobre todo en el área donde fui asignada, ya que siento que mi vida no hubiera sido así si no hubiera tenido el evangelio como parte de ella y puedo decir que a pesar de todo soy feliz. Y quiero que más hijo de Dios puedan decir lo mismo, que gracias al evangelio de Jesucristo sus vidas han mejorado, son más felices y tienen esperanza en una vida mejor.

Por qué soy mormón(a)

Asistí a la iglesia desde los 5 años, a los 8 años me bauticé con 4 amigas más. Recuerdo fue un día genial, el clima no era propició pero todo salió bien. Cuando salí de la pila bautismal, estaba muy feliz,tanto que nunca pude describirlo con palabras exactas. A lo largo de mis 12 años de miembro he podido sentir la influencia del Espíritu en mi vida, las bendiciones que he recibido y la protección que disfruto por ser una hija digna de Dios. El leer el Libro de Mormón me ayuda a saber que debo hacer y que camino seguir, sé que Dios nos ha dado este libro con un sabio propósito. Sé que al bautizarme en su iglesia verdadera he obtenido una familia, un gran familia. Y cada uno de ellos me ha fortalecido en mis momentos difíciles, confió en ellos y ellos confían en mí. Sé que si soy un ejemplo de dignidad, bondad, amor, responsabilidad y buena intención, los demás, nuestros vecinos, amigos y resto de familia, podrán sentir lo maravilloso de pertenecer a La Iglesia de Jesucristo de Los Santos de los Últimos Días. Dios nos ama y tiene preparado un plan para cada uno de sus hijos, solo nos pide venir a él, seguirle y guardar sus mandamientos, la vida es difícil pero todo es posible con la ayuda y amor de Dios.

Historias personales

¿Por qué los mormones hacen historia familiar u obra genealógica?

Los libros canónicos nos enseñan que nuestra salvación no solo significa preocuparnos por nosotros, sabemos que podemos llegar a ser familias eternas. Si logramos realizar obra vicaria por nuestros ancestros, podremos darle la oportunidad de conocer el evangelio y recibir la salvación igual que nosotros. Y si ellos aceptan a Dios, ellos podrán vivir con nosotros por la eternidad, como familias, y tendremos la oportunidad de conocerlos y ser felices con ellos. Nuestra iglesia tiene la autoridad para realizar este tipo de ordenanzas en un santo templo. Un lugar edificado y dedicado a Nuestro Padre Celestial.

Tenga a bien compartir su testimonio o sentimientos sobre José Smith.

No es fácil creer en que un hombre en la actualidad sea llamado por Dios para ser su profeta, en este mundo que cada vez se ve más maldad. Pero al ver, estudiar y leer sobre Joseph Smith, me doy cuenta que él pasó por muchas dificultades, pruebas, aflicciones y hasta dio su vida para poder establecer la Iglesia de Jesucristo, y pude comprender y sentir que si una persona es capaz de llegar a dar todo por una causa es porque sabe firmemente de la veracidad de ella. Y no solo lo he podido comprender por el razonamiento humano sino también como hijos de Dios, él nos promete su ayuda así que recurrí al consejo que se nos da en la Biblia, el cual dice que si tenemos falta de conocimiento, debemos pedirle a él, y él nos hará saber la verdad de las cosas. Sabemos que Dios es un padre amoroso y que él siempre hablará con la verdad, por lo que oré y le pedí a Dios que me permitiera saber si Joseph Smith fue llamado para ser su profeta y para restaurar el evangelio de Jesucristo en la tierra. Y recibí mi respuesta, y es por ello que decidí bautizarme en la Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días.

¿De qué manera han contestado sus oraciones?

Dios tiene muchas maneras de contestar las oraciones, cada una de ellas es maravillosa. En mis momentos más difíciles, cuando sentía que no había alguien que pudiera darme el consejo o consuelo que necesitaba, Dios siempre estuvo ahí. Recurría en oración a él. Y en su debido momento, Dios llenaba mi espíritu de paz, amor y esperanza. Esos sentimientos, esa calidez, ese amor que solo pueden provenir de un padre amoroso y misericordioso. Otra de las maneras en que Nuestro Padre Celestial ha contestado mis oraciones es poniendo en mi camino a la(s) persona(s) exactas para determinadas situaciones. De vez en cuando uno tiende a atribuir estos hechos a las casualidades... Pero para Dios no existen las casualidades, sino las CAUSALIDADES. Dios tiene un propósito para cada uno de sus hijos, él siempre estará dispuesto a contestar nuestras oraciones, solo debemos recurrir a él y así experimentar las diversas y maravillosas formas en las que él responde. Les invito a hacerlo, solo por ustedes mismos podrán saber que lo que compartimos es verdad.

La manera en que vivo mi fe

Siempre se me ha enseñado que la fe no es pasiva, requiere de acción. Por ello, decidí salir a una misión, Algo que he aprendido aquí en la misión, es que todos tenemos debilidades, pero es Dios quién nos ayuda a superarlas y a tener una vida mejor. Es de esa forma como vivo el evangelio en mi vida. Teniendo fe, superando mis errores, sirviendo a los demás al ayudarles a aceptar el evangelio en sus vidas y dando mi testimonio y experiencia de vida tanto en la iglesia como fuera de ella. Predicar el evangelio de Jesucristo es una de las mejores maneras de vivir mi fe.