mormon.org Global
Alma Lorena: Soy una hija de Dios, Amo ser mormona, Música de Salsa, Fútbol, Mormón.

Hola soy Alma Lorena

Acerca de mí

Me gusta ser mormona, lo amo; trabajo como secretaria en la S.S. y como maestra de Principios del Evangelio en mi barrio, es reconfortante poder aportar algo de lo mucho que el Padre me da día a día y al mismo tiempo aprender más de su gran plan. Me gusta asistir a las actividades de mi capilla, así como de mi estaca, pasar tiempo con mi familia y compartir con todos los miembros SUD.

Por qué soy mormón(a)

"Pide y se te dará" pues bien así empezó todo conmigo En cierta ocasión estaba un poco deprimida por ciertos acontecimientos desafortunados en mi corta vida, ya que contaba con solo 16 años, al sentirme abrumada tuve un pensamiento un poco pesimista...¿que hago en este mundo? y para que nací, si solo tengo que crecer, reproducirme y luego morir, ¿cual es el chiste o significado de vivir?. Pues bien, esa noche me dormí con ese tipo de pensamientos, y mi sueño me dio una pista. Yo me encontraba en un lugar lleno de escombros y totalmente desolado, veía para un lado y para el otro y no encontraba nada que me indicara que había otra o otras personas ahí, sentí mucho temor y me refugie en un hueco cerca de un camino, a pesar del temor que sentía, asome mi cabeza en busca de lo que fuera; solo quería saber que no estaba sola en medio de toda esa desolación. Tome mis piernas, las abrace y suplique con todo mi ser encontrar respuesta a lo que estaba ocurriendo, siento un poco de paz y levanto mi mirada y vi a Jesucristo en el camino; con una túnica blanca, cabello largo y barba, así como lo e visto en los libros y en las películas, pero me llamo la atención lo que portaba en su brazo derecho; un libro azul. Después me desperté y pese que sentí desconcierto, no lo comente jamas. Paso el tiempo y no volví a pensar en ello, hasta que un buen día; estando de vacaciones en Durango, un par de jovencitas me abordaron para preguntarme por una dirección que estaban buscando, yo les comente que no era de la ciudad, al ver que portaban un gafete les pregunte a que se dedicaban, ellas amablemente me contestaron, "somos misioneras y pertenecemos a la Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días", para lo cual yo me quede en blanco, jamás había escuchado que existiera otra iglesia que no fuera la católica, ellas vieron mi cara sorprendida y me explicaron un poco sobre la restauración y el profeta José S., y al tiempo sacaron el libro de mormón, el libro azul de mi sueño.

La manera en que vivo mi fe

En mi barrio así como en mi estaca; participo colaborando y ayudando a otros miembros en sus asignaciones, como maestra visitante tengo el honor de llevar un mensaje a mis hermanas las cuales por motivo de salud no pueden asistir.