mormon.org Global
Orlando Aguilar: Orlando, Aguilar, Brazil, Brasil, Panama, Musica, Mormón.

Hola soy Orlando Aguilar

Acerca de mí

Desde pequeño he tenido muchas habilidades, en especial en el área creativa y artística. Soy de rápido aprendizaje y amante al conocimiento. Desde pequeño mi trato con la gente fue siempre con respeto amor, con un lenguaje culto y amable. Me caracterizaba por ser diferente a mis compañeros de colegio quienes trataban mal a los profesores, decían palabras sucias, desobedecían a sus madres, tomaban lo que no era de ellos, etc. Por ser diferente a ellos, se burlaban de mí y me apartaban, no querían estar con migo, simplemente era motivo de burla para mis compañeros. Sin embargo, no me deje llevar por esto y seguí adelante, con el consejo de mi madre: "No hagas caso de lo que te dicen, solamente envidian tu forma de ser". Ahora, gracias a eso, he sido altamente bendecido por el señor, no digo que no he tenido aflicciones, porque si las he tenido, han sido pruebas muy amargas, las cuales me han fortalecido en las sendas del señor.

Por qué soy mormón(a)

Siempre crei que era mormon porque mis padre lo son y siempre me llevaron a la iglesia ero en estos ultimos dias estuve pensando seriamente en eso y se que soy mormon porque se que esta es la iglesia de Dios y el unico camino para voltar a vida eterna con mi padre celestial

La manera en que vivo mi fe

He tenido experiencias en las que hago caso omiso a las normas del evangelio, y cuando las cumplo. He podido ver que al cumplir las normas del evangelio soy bendecido y recompensado por el señor inclusive cuando parezca que el tomar la sedición de vivir las normas del evangelio puedan afectarnos en cualquier circunstancia. Sin embargo, cuando he decidido no cumplirlo, puede que en el momento las cosas me salgan bien, pero lo que viene de bajada no es nada grato. Tengo fe en el señor, se que el me bendice cuando tomo buenas desiciones y es por eso que me esfuerzo diariamente a cumplir las normas que me hacen ser quien soy. Nunca olvido la experiencia en mi trabajo: Cuando empese a trabajar, todos los días me ofrecían una taza de café; yo, amablemente la recibía y agradecía el gesto, sin embargo, la taa de café quedaba todo el día intacta sobre el escritorio, a un lado. Despues de una semana, mi compañero de trabajo me pregunto que porque no me tomaba el café sino que lo dejaba hay, fue entonces cuando le explique de la iglesia, le explique sobre la palabra de sabiduría y que esta, sugería el no tomar café