mormon.org Global
Jonathan Stumpf: Mormón.

Hola soy Jonathan Stumpf

Acerca de mí

Como saben, mi nombre es Jonathan Michael Stumpf, aunque a veces les digo a mis amigos latinos que me llamo "Juan Miguel Chaparro" (mi apellido, Stumpf, da entender lo mismo en Aleman). Me encanta estudiar varias culturas e idiomas de todo el mundo. Fui criado en Los Estados Unidos mayormente por mi madre, porque mis papas se divorciaron cuando tenia 6 años de edad. A pesar del divorcio, estoy muy bendecido de tener a mis dos padres cerca. Yo serví como misionero de tiempo completo en la Gran Misión México Cuernavaca, donde conocí a quien ahora es mi prometida, Farah. Nunca nos conocimos muy bien durante la misión, pero El Señor nos guió después de la misión para podernos encontrar y conocer. Me encanta divertirme, y donde más me gusta estar es en mi laptop jugando un video juego, o escuchando música. Tambien disfruto mucho jugar tenis o fútbol. Me considero artista, dibujo y pinto paisajes, animales, o caricaturas.

Por qué soy mormón(a)

Cuando uno conoce algo más dulce, nunca puede volver a lo de antes. Siempre recordará ese sentimiento de mayor felicidad, mayor gozo, mayor dulcura, y no querrá conformarse con algo menos. Así es la mejor forma en que puedo describir por qué soy Mormón. Habiendo probado de todo un poco, yo ya no puedo alejarme de la iglesia y las enseñanzas que aquí se dan. Es lo más rico, el poder conocer tan a fondo su Salvador y Padre Celestial. Volver a la oscuridad no es una opción para mí, y no lo es para nadie que ha probado del fruto del Evangelio. Testifico que la mayor felicidad que nuestro Padre Celestial tiene para nosotros se puede encontrar aquí en Su Iglesia al poner su vida en conforme con los Mandamientos. Y lo más grandioso es pensar que la felicidad que sentimos en esta vida al vivir el Evangelio ni se compara con la felicidad que está por venir para los justos. Los "justos" no son personas perfectas. Sobre todo, son personas que tienen caridad por los demás y buscan sinceramente hacer la voluntad del Padre. ¡Solo es eso! Él invita a todos, a que vengan y participen de su amor y bondad. Mi fe ha crecido por ser miembro de esta iglesia, y esto me ha salvado de mucha tribulacion y angustia. Amo a mi Padre Celestial y a Cristo, quien me ha liberado.

La manera en que vivo mi fe

He sido bendecido con muchas oportunidades de servir en mi barrio. Desde que regresé de la misión he servido como maestro de escuela dominical, consejero en una presidencia, y actualmente como maestro de un grupo de hermanos que se llaman "Élderes". Como todo varon mayor de 14 años, estoy asignado a 4 diferentes miembros del barrio para visitar, animar, inspirar, y bendecir. Tambien doy discursos en Reuniones Sacramentales cuando el obispo me lo pida. Mi fe en el Salvador es muy importante para mí, y no pasa ni un día de mi vida que no pienso en Él o en su Evangelio. Yo soy una persona demasiada temerosa. Muchas veces dejo que mis temores me controlen o me afecten. Tengo miedo del Matrimonio, de fallar como esposo, o padre, o amigo, del pecado, de mis errores pasados, etc. Entre tantas cosas el único lugar donde hallo paz y solaz es en Cristo y en la Iglesia. Cuando se me olvida mi pleno potencial y mi misión aqui en la tierra voy al Templo del Señor en espíritu de oración y se me recuerda qué es lo que puedo llegar a ser. Recuerdo cada vez que el Señor está de mi lado, y que el me elevará e inspirará para hacer lo correcto.